Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Santa María

VIDA & ESTILO

Un increíble descubrimiento arquelógico se suma a los atractivos de Santa María

En una de las tumbas se halló una máscara de cobre, que es el objeto más antiguo manufacturado en cobre de todos los Andes

Santa María es la meca del turismo en Catamarca. Enclavado entre los Valles Calchaquíes recibe miles de turistas por año. Los visitantes llegan hasta la ciudad en busca de calma y paisajes únicos que sólo la zona andina de Catamarca puede ofrecer. Pero los turistas también buscan conocer de la cultura de los pueblos originarios que habitaron la zona. Ahora merced al descubrimiento de un yacimiento arqueológico podremos saber más sobre los habitantes de la zona y Catamarca sumará un atractivo turístico.

Seún trascendió un equipo de arqueología nacional descubrió 12 tumbas de entre 6.000 y 1.300 años de antigüedad. El descubrimiento se hizo en el Valle del Cajón, ubicado en el departamento Santa María. Lo extraño es que no se tenía conocimiento de comunidades que hayan habitado estas zonas en particular. Por eso se estima que son colectividades precolombinas que ocuparon esos terrenos hace más de 1000 años.

«Registramos doce tumbas en total, de las cuales la mayoría fueron hallazgos fortuitos, por lo que los pobladores que encuentran los restos nos avisan para que llevemos a cabo el rescate arqueológico, lo que suele ocurrir después de la temporada de lluvias, en verano, cuando llegan los huesos a la superficie», explicó la doctora en Arqueología, Leticia Cortés a la Agencia CTyS-UNLaM.

«Había una gran variabilidad de modos de enterrar, en tumbas individuales o colectivas, varía la postura de los cuerpos: hay algunos que están ‘hiperflexionados’, como en cuclillas, con los hombros que tocan las rodillas, algunos están extendidos y otros desarticulados y mezclados», explicó la especialista que se sorprendió con este hallazgo tanto como los pobladores que encontraron las tumbas.

«Muchas veces la gente convivía con sus muertos en la cotidianeidad, los enterraban en el mismo patio donde cocinaban, hacían vasijas o tallaban piedras. Es lo interesante de ver las distintas concepciones que se tenía sobre la vida y la muerte, diferentes a la actualidad en nuestra propia cultura, en donde los cementerios son lugares aislados, muchas veces cercados por paredes altas que obstaculizan la vista de las tumbas», explicó.

Una de las tumbas halladas adquirió popularidad porque «en ella se halló una máscara de cobre, que es el objeto más antiguo manufacturado en cobre de todos los Andes y tiene 3.000 años y se encontró en esa localidad de La Quebrada, del Valle del Cajón», destacó Cortés. Esta máscara antropomorfa, es decir, con forma de cara humana, se encontraba en un entierro colectivo de al menos 14 personas entre adultos de ambos sexos y niños.

Se desconoce cuando los turistas podrán acceder a la zona y cuando comenzarán a ser exhibidas en los museos de la provincia los restos que fueron rescatados. Lo que si se sabe con certeza es que este hallazgo coadyuvará a los investigadores a conocer sobre las civilizaciones que habitaron nuestro continente antes de la llegada de los españoles. Sin duda, estos hallazgos suman y mucho para atraer a nuevos turistas.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados