Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Matías Almeyda

RIVER PLATE

¡Contra todos! Almeyda habló del descenso de River y le lanzó una bomba nuclear a un árbitro: “Es hincha de Boca”

El Pelado no se guardó absolutamente nada.

En el mes de junio se cumplirán 10 años de lo que fue el descenso de River, sin dudas la etapa más negra de la institución. Un hombre que vivió todo aquel proceso en carne propia fue Matías Almeyda, quien sufrió la pérdida de la categoría como jugador y logró el ascenso como técnico. El Pelado tenía varias cosas guardadas y después de mucho tiempo decidió hablar de absolutamente todo, y hasta se animó a lanzar una bomba contra un árbitro.

En diálogo con TyC Sports, el actual DT del San José Earthquakes recordó todo lo que pasó, y en primer punto consideró que el gran detonante de todo fue la pelea de Daniel Passarella con Julio Grondona. “Nos hundieron mal, pero ya pasó. Pero sirvió porque el presente de River es muy bueno. Alguien tuvo que pagar eso. Ahora muchos hablan mal de Grondona porque ya no está. En ese momento Daniel se lo dijo en la cara porque el manejo no era el ideal”, lanzó.

En la misma postura, Almeyda habló de aquel Superclásico ante Boca en La Bombonera, y lanzó una bomba nuclear que puede impactar fuerte en el futuro. “Fuimos a jugar River-Boca, iba a dirigir Baldassi y esa noche lo tuvieron que operar. Y dirigió el chico Loustau, que es hincha de Boca. No es una acusación, son casualidades. Me expulsó y antes le venía diciendo ‘vos me vas a echar porque sos del sistema’”, expuso el Pelado.

Loustau no es un árbitro muy querido por los hinchas de River, no solo por aquel Superclásico del 2011, sino también por hechos más recientes. En la definición de la Superliga del 2019/2020 el Millonario fue a definir el título a Tucumán y el rol tanto del colegiado como de sus asistentes terminó afectando seriamente al equipo de Gallardo para que todo termine en empate, mientras que Boca con su victoria frente a Gimnasia y Esgrima La Plata pudo quedarse con la consagración.

Por último, Almeyda recordó lo que fue su expulsión en La Bombonera y su reacción cuando dejó el campo de juego besándose la camiseta de cara a la 12. “Era el amor mío y la protesta. Me hubiera encantado hacerlo después de hacer un golazo contra Boca. Yo jugaba como un hincha. Tuve dos juicios esa vez, incitación a la violencia y otra cosa más, no me querían dejar salir del estadio. Era mi manera de sacar esa injusticia que había vivido adentro. Yo estaba grande como para no darme cuenta”, concluyó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados