Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Luciano Castro
Luciano Castro

ESPECTÁCULO

«Creés que te las sabés todas»: Luciano Castro hizo una profunda reflexión sobre el éxito y la fama en los inicios de su carrera

El actor dejó a todos sin palabras en «PH Podemos Hablar».

Sabrina Rojas Luciano Castro conforman una de las parejas del mundo de la farándula y el espectáculo más reconocidas por todos. Como ellos podemos encontrar también a Paula Chaves y Pedro AlfonsoPablo Echarri Nancy DupláaMarcelo Tinelli y Guillermina Valdés entre muchas otras más. Horas atrás, el actor visitó el programa «PH Podemos Hablar«, donde se sinceró sobre todos los aspectos de su vida.

En uno de los fragmentos del ciclo, Andy sorprendió a Castro con una pregunta al hueso. «¿Qué le dice el Luciano de hoy a ese Luciano?», indagó el presentador, poniendo en pantalla una imagen del actor durante sus primeros años en el medio. «¿Se lo puedo decir al oído? Le diría ‘quedate un poco más quieto, no vayas tan rápido’. Yo venía de bien abajo y pegué un chicotazo y empecé a manejar dinero, y a estar con gente que era muy poco o nada lo que le importaba de mí. Y no le caigo al entorno, todo lo que hice lo hice porque quise», dijo el invitado en primera instancia.

Luego, Luciano Castro retomó la consigna y siguió dando detalles de sus primeros años en el mundo del espectáculo. «Le diría que si gana ocho, que gaste cuatro; que sea más generoso pero no en lo material, sino en lo humano. Y cuando se esté yendo, lo llamaría y le volvería a decir que se quede quieto», expresó. Rápidamente, Andy Kusnetzoff aprovechó y preguntó: «¿Te lo dijeron alguna vez?»

Sin titubear, el actor rememoró: «Me lo dijo gente más grande, pero yo tenía 18 años, ya vivía solo hacía un tiempo, era una irrealidad. Era como un Rolling Stone devaluado, con recorte presupuestario. Era una locura». En tanto, Luciano Castro se pronunció sobre los peligros de la fama temprana. «Con la fama te re mareás, y si no tenés unos pilares sólidos, lamentablemente creés que te las sabés todas. Y si alguien te ayuda, generalmente lo limpiás, porque no lo querés escuchar. Y el que te lo dice es tu amigo de la vida, que te quiere bien, y llegás a pensar que te lo dice de envidioso. Te transformás en un miserable hermoso de saco gris», confesó.

Para finalizar, Luciano Castro valoró el apoyo que recibió por parte de sus colegas en aquel momento: «Yo era una bomba que iba a volar en cualquier momento. Tenía mucha contención de mis compañeros de ‘Jugate’. El Chino, Anita, Mariano, que eran los que tenían más que ver con mi léxico. Me llegaban de una forma más directa y los entendía. Porque si me intelectualizaban mucho el conflicto, quizás me perdía en la mitad. Yo acá erré un montón».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados