Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Nico Vázquez
Nico Vázquez

ESPECTÁCULO

«De esto no se vuelve»: la increíble anécdota escatológica de Nico Vázquez en lo de Jey Mammon

El actor hizo reír a todos con lo que contó.

Después de abandonar el «Cantando 2020», certamen del que renunció a raíz del estado de salud de su padre, Jey Mammon comenzó su camino como conductor de «Los Mammones«, por América TV. Allí, el comediante e imitador realiza entrevistas a distintas personalidades del medio, como sucedió en la jornada de ayer, cuando Nico Vázquez se presentó en los estudios para conversar con el humorista, donde recordó una anécdota escatológica muy divertida.

En ese sentido, Paula Chaves apareció en la pantalla pidiéndole al actor que cuente aquella historia. Entre risas, el esposo de Gimena Accardi accedió. «Es durísimo esto, de esto no se vuelve. Es escatológico, es tremendo, es un papelón. Es trágico y también humaniza. Fue en Grecia, en una playa con Gime y un grupo de amigos. Llegamos, toda gente desnuda besándose, pero estaba lleno de argentinos», comenzó diciendo el intérprete.

Sin ser interrumpido, Nico Vázquez continuó con su relato: «El mar era soñado, vamos al agua, todo era hermoso.  Yo estaba por meterme Habíamos llegado a Grecia con muchas ganas de comer cosas con yogur, pita…, yo me venía sintiendo bien pero cuando me meto al agua escucho algo raro en el estómago. Pensé que era un gas, pero volví a escuchar el ruido y me di cuenta de que no era».

«Voy al baño medio apurado, con sudor frío feo, tremendo. A mí no me gusta ir a baños que no son los de mi casa, soy muy limpio. Entro al baño, era un baño tranquilo de balneario, por las dudas puse papel higiénico en el inodoro. Y pasa esto», agregó después Nico Vázquez, mientas todos los presentes en el programa de Jey Mammon lo escuchaban atentamente.

Es que, a pesar de que pudo llegar al baño, sucedió algo inesperado. «Miro y estaba todo en la pared, me entré a desesperar y empecé a limpiar…  Pero después, mientras estaba parado, mi estómago me traicionó. Y de repente cae y se desparrama por abajo de la puerta. Y de repente empiezo a escuchar una voz que dice ‘It´s okay, it´s okay’ y veo un lampazo que pasa por abajo. Le empiezo a pedir perdón en inglés, no me salía decirle nada. Limpio todo, salgo y el chabón me dice que al lado hay una ducha. Me limpio, vuelvo a la playa y ahí les conté a los demás lo que me había pasado», confesó Nico Vázquez, entre risas.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados