Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Kirchnerismo

POLÍTICA

“El kirchnerismo enfrenta cuatro grandes cuestiones: la inmunidad, la inseguridad, la inflación y la impunidad”

Carlos Pagni, en su clásica editorial de los lunes, habló sobre los problemas que enfrentará el gobierno con una frase que utiliza Sergio Massa.

banner

Carlos Pagni, en su clásica editorial de los lunes en LN+, habló sobre los cuatro problemas que enfrentará, a su entender, el kirchnerismo: “Sergio Massa suele decir que en este año electoral, el oficialismo está desafiado por tres cuestiones que empiezan con la letra ‘i’: la inmunidad, la inseguridad y la inflación. Podría agregar una cuarta ‘i’, que está entre las expectativas de mucha gente del oficialismo y probablemente a Massa no le interese. Problema de Cristina Kirchner: impunidad, que también empieza con ‘i’”.

Pagni fue desarrollando uno por uno esas cuatro cuestiones: “El problema de la inmunidad está ligado a la gran crisis de la pandemia que nos sigue afectando. Las dificultades que enfrenta la Argentina para la vacunación tienen varios frentes. Por distintas fuentes empezamos a tener registros de una enorme presión sobre el sistema de salud. Una presión que no se vivió el año pasado. Hay prepagas que están derivando gente a hospitales públicos en el AMBA”.

“Hay además un problema objetivo, que no se puede ignorar, que es una falta de vacunas a nivel global. Habitualmente en el mundo se fabricaban 3 mil millones de vacunas, y durante esta pandemia hacen falta 10 mil millones. No hay aparato productivo en la industria farmacéutica para eso. Por lo tanto, hay un cuello de botella que pone en evidencia las enormes desigualdades del sistema global”, expresó.

Pagni argumentó sobre los problemas que le genera eso a nuestro país: “Ese déficit es más marcado en la Argentina por problemas de organización, o por sospechas de negocios, es decir, de guerras de laboratorios para el suministro de vacunas. Chile lleva vacunado al 38% de su población. Brasil, que tiene 190 millones de habitantes, lleva vacunado al 12% de su población. Y la Argentina al 11%. Quiere decir que ha habido muchas más vacunas aplicadas en Brasil que en la Argentina”.

“La segunda ‘i’ corresponde a la inseguridad, que es todo un problema para el Gobierno. Tanto en la inseguridad como en la inflación, que constituyen dos desafíos electorales, el Gobierno está en polémica consigo mismo. ¿Cuál es la receta para la inseguridad? ¿Se llama Sabina Frederic o se llama Sergio Berni? Estamos viendo una cantidad de convulsiones sindicales y sociales, espontáneas y provocadas, como siempre sucede. El Gobierno trata de provincializar esos conflictos. El problema de la inseguridad es un problema para el que este Gobierno no tiene una solución clara porque no tiene una receta unívoca”, explicó.

En tercer lugar, Pagni se explayó sobre lo que considera el tercer problema serio para el Gobierno: “Algo parecido pasa con la inflación. Hay una discusión dentro del oficialismo sobre la política fiscal, los niveles de emisión y la inflación esperable. El objetivo que defiende con tanta tenacidad Martín Guzmán, de una inflación del 29% anual, es un objetivo fantasioso. Es una variable desatada que hace perder autoridad a Guzmán dentro del Gobierno y a Alberto Fernández dentro del oficialismo”.

“¿Por qué es inquietante? Porque genera más pobreza. El Gobierno sabe que la inflación castiga sobre todo a los que menos tienen en materia de alimentos, y sobre todo en el Conurbano bonaerense, que es donde se juega el destino electoral del oficialismo”, manifestó el periodista, y también contó las inquietudes del FMI al ver que el gobierno nacional no se pone de acuerdo y tiene en la interna “una discusión política no saldada”.

Por último, Pagni planteó el problema de la oferta electoral, ya que Florencio Randazzo se propone como candidato “de un peronismo no ligado a Juntos por el Cambio”, junto a Graciela Camaño y Juan Manuel Urtubey. En ese sentido, completó: “Hay que prestarle atención a Randazzo y más atención a Camaño, porque si esa es la jugada, se hace difícil imaginar a Camaño votando en el Consejo de la Magistratura por la remoción de gran parte de la Cámara de Casación Penal, que es lo que pretende el kirchnerismo, y conseguir por esa vía la cuarta ‘i’, la de la impunidad. La que Massa se olvidó”.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados