Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Juntos por el Cambio

POLÍTICA

Elisa Carrió consideró que Cristina Fernández de Kirchner “ya no tiene poder, sino capacidad de daño”

Por otra parte, dijo que Alberto Fernández está “atónito” y “grita por impotencia”.

banner

Elisa Carrió volvió a apuntar en la noche de este lunes contra Cristina Fernández de Kirchner, al considerar que la vicepresidenta “ya no tiene poder, sino capacidad de daño”. Además, la definió como “la obstrucción a que tengamos procurador general”, dado que “el pliego de Rafecas ya tiene dos tercios asegurados en el Senado”. La exdiputada también hizo alusión al Presidente de la Nación, a quien le sugirió “que se calme”.

En declaraciones a Desde El Llano (TN), la líder de la Coalición Cívica-ARI comenzó hablando sobre las “intenciones” que tiene el Gobierno del Frente de Todos en “avanzar en perjudicar a los jueces y fiscales que están investigando la corrupción”. “Por supuesto que lo van a intentar, pero no van a poder”, sostuvo Carrió. Seguido de ello, explicó la situación actual del pliego de Daniel Rafecas.

En cuanto al procurador general Eduardo Casal, “es una persona de una integridad total”, dijo la excandidata a presidenta. “Nosotros dijimos que una importante parte de la oposición va a votar el pliego de Rafecas, que tiene los dos tercios asegurados en el Senado. La obstrucción a que tengamos un procurador general es de Cristina Kirchner, por eso avanza sobre el procurador subrogante, porque quiere poner a alguien sin tener que designar. Y esto ya es un capricho que roza lo inconstitucional, un golpe institucional”, denunció la opositora.

“Nunca hablé con Alberto Fernández ni hablaría”

Al ser consultada sobre su relación con el actual jefe de Estado, la chaqueña fue contundente al responder lo siguiente: “Yo nunca hablé con Alberto Fernández y la vez que hablé fue a través de (Rafael) ‘Balito’ Romá fue cuando me dijo ‘o aceptás un cargo en el gobierno o te vamos a destruir mediáticamente’, lo cual hicieron, al principio del gobierno de Kirchner. Y después hizo la operación de Olivera”, recordó. “Es un hombre con el que yo nunca hablé ni hablaría, pero entiendo que es el presidente de la Nación”, reconoció.

En este sentido, habló de “un estado de desesperación y falta de equilibrio emocional” dentro de la administración nacional, la cual se está dando en el marco de “una crisis muy terrible en la Argentina desde el punto de vista social, laboral, de salud, de créditos, de funcionamiento de la productividad, de la necesidad de los exportadores que importan a su vez dólares”, detalló. “La Argentina está cerrada con desconfianza internacional, con una especie de diplomacia de las vacunas con países antidemocráticas por una decisión de Cristina de hacer una alianza con una dictadura (aludiendo a Rusia). China también es una dictadura, planificada, pero dictadura”, objetó Carrió.

“Cristina ya no tiene poder, sino capacidad de daño”

Desde su posición política, la líder de la Coalición Cívica sostuvo: “Tenemos que luchar por una política que incluye a los derechos humanos dentro de la pandemia, por un cuidado de la salud más serio y razonable, pelear por la república y en cuarto lugar, tener una unidad, en un momento de crisis, una mínima unidad entre una vicepresidenta que golpea y un presidente que está atónito, cuya impotencia lo hace gritar y decir groserías”, remarcó.

Sobre esa última afirmación, realizó una sugerencia a las autoridades: “Que se calme el Presidente, que se calme la vice y Kicillof, porque yo viví el 2001 y la situación económica y la sensación social es de un hartazgo final de la política”, advirtió. “Yo les pediría que se calmen y a la oposición, a Juntos por el Cambio, que no dramaticen algunas cosas, como el tema de las elecciones”, reprochó a la coalición de la cual su partido político forma parte.

“Hay que estar preparados para conducir con racionalidad porque el daño que se le puede hacer a todos los argentinos que ya están dañados puede ser mucho peor. La señora vicepresidenta ya no tiene poder, tiene capacidad de daño. Entonces, hay que evitar la capacidad de daño no haciéndole caso y hacer las cosas como corresponde. A los provocadores no hay que contestarles y tener calma”, disparó Carrió, al tiempo que proyectó que “quizás éste sea el punto final de una decadencia cultural, económica, social, de demasiados años”.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados