Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Diego Maradona

DEPORTES

¡En Boca no paran de llorar! Revelaron el último sueño que le quedó pendiente a Maradona: “Me lo dijo”

Un exayudante del Diez contó sus secretos en Dorados de Sinaloa.

Parece mentira pero dentro de poco se cumplirán cinco meses de la muerte de Diego Maradona. El astro falleció a los 60 años producto de una deficiencia cardíaca de la cual no pudo sobreponerse. Si bien hace tiempo que no podía ejercer sus funciones, se encontraba trabajando como entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata, con muchos sueños y objetivos por delante. Uno de las cosas que le quedó pendiente en esta vida tiene que ver directamente con Boca.

José María Martínez fue ayudante del Diez en Dorados de Sinaloa, último equipo que dirigió antes de regresar a la Argentina. Allí Pelusa generó una verdadera revolución del a cual Pancho fue protagonista y espectador de lujo en la ciudad de Culiacán. En una nota brindada a Infobae, el colaborador recordó parte de las vivencias que tuvo junto al zurdo en un proceso que duró apenas un año y que se terminó convirtiendo en un documental de Netflix.

“Era feliz con muy poco. Recuerdo que un día llegó feliz al entrenamiento en Culiacán con dos bolsas del supermercado, una en cada mano. En una traía shampoo, en la otra, desodorantes. Y nos dijo: “Fui al súper porque ustedes no compran, ja”. Ahí vi una persona que, haciendo mandados, algo que para el resto es un tema rutinario, fue feliz, incluso compartiendo ese momento que extrañaba o necesitaba en su vida”, comentó Martínez.

Por otra parte, el exayudante contó cuál fue el sueño pendiente de Diego en su carrera como entrenador. “me lo dijo, su sueño era dirigir a Boca. Su corazoncito era muy bostero, una cosa increíble. Diego era auténtico y decía lo que pensaba. No tenía contradicciones, era siempre el mismo e incapaz de pedir algo, porque se construyó en la adversidad y resolvió todo sólo. De alguna forma necesitaba y deseaba dirigir en la Argentina, pero tenía miedo de cómo lo iban a tratar”, aseguró.

Dentro del mismo relato, agregó: “Él quería dirigir en la Argentina y hubiera sido el hombre más feliz del mundo si entrenaba a Boca. Tenía un sentimiento genuino, legítimo y verdadero que sentía por esa hinchada y esos colores”, cerró Martínez. Lamentablemente Diego se quedó con las ganas, ya que su vida se terminó antes. La última vez que estuvo en La Bombonera fue en el encuentro entre el Xeneize y Gimnasia, de donde se llevó una ovación inolvidable por parte de los hinchas.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados