Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Marcela Tinayre
Marcela Tinayre

ESPECTÁCULO

«Estaba tirada en un sillón»: Marcela Tinayre decidió romper el silencio y lo contó todo

Se quedaron enmudecidos ante su relato.

Sin lugar a dudas, se trata sin lugar a dudas, de una de las personas con mayor exposición en los medios de comunicación. Y es que la hija de Mirtha Legrand, Marcela Tinayre, ha logrado hacer su propia carrera en la televisión argentina, luciéndose como una gran conductora. Ahora, en diálogo con “Los Ángeles de la Mañana” donde habló de absolutamente todo, comenzando por la muerte de Mauro Viale, pasando por su vacunación y la de su hijo, Nacho Viale.

“Producía una tracción en el televidente, un gran profesional que de la nada hacia un programa, como Chiche Gelblung. Murió un gran maestro del periodismo. Nos atraía escucharlo, cómo repreguntaba, era un hombre muy querido por todos. Y las nuevas generaciones adoran a Jonatan, así que ha sembrado bien”, manifestó en relación a la muerte de uno de los periodistas más importantes del país.

Fue entonces cuando se refirió a las críticas que recibió Nacho Viale por su vacunación. “Voy a responder con una frase del Presidente Fernández y es ‘imbéciles’. Esa es la palabra, porque no ven más allá de lo que se puede ver. Vacunarse afuera es una forma indirecta de ceder tu vacuna, cuando te toque, a otros argentinos. Miles viajan por el mundo para poder vacunarse. Soy pro vacuna, hay que hacerlo, es la solución más óptima”, lanzó Marcela Tinayre.

“Tuve Covid en el mes de enero, cuando estaba de vacaciones en los Estados Unidos, y no la pasé nada bien durante cuatro días. No me tuve que internar y no tuve los síntomas clásicos. Pensé que había tenido un ACV, de pronto no podía mover, estaba tirada en un sillón. Al quinto día, el médico me dijo que ya no contagiaba y podía salir. Y también me dijo que me tenía que curar de la cabeza, y es muy importante la ayuda psicológica porque uno tiene mucho miedo”, comentó.

“Me vacuné en Miami. Y no quise decirlo antes porque no entiendo por qué agreden a los que se vacunan afuera. Ya tenía la primera dosis, se ve que me la di cuando estaba incubando el Covid, así que la segunda me la di después. Y gracias a la primera dosis no fue peor. Me sentía muy mal, me mareaba, no me podía mover. El único que los sabía era mi hijo Nacho. Estaba sola y pensaba mucho en todas las pérdidas que tuve en el 2020. Hice como un duelo, estuve muy triste y angustiada esos cuatro días. Hasta que me dije: ‘No, Marcela, Escorpio es el Ave Fénix, tengo que salir de esta’. No comía porque perdí el apetito. La verdad que es bravo”, sentenció Marcela.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados