Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
River

RIVER PLATE

Fastidioso, preocupado y con muchas indicaciones: cómo vivió Marcelo Gallardo la clasificación en Copa Argentina

Así vivió el Muñeco Gallardo la clasificación de River en la Copa Argentina frente Atlético Tucumán.

River le ganó a Atlético Tucumán 2-1 por los 16avos de final de la Copa Argentina y clasificó a la próxima instancia, donde se cruzará con Boca en un nuevo mano a mano. Ayer frente al Decano, el Millonario mostró pasajes de buen fútbol, sobre todo, en la primera media hora del partido. El Decano estuvo cerca de lograr el empate en el final pero no pudo. Con intensidad, quejas e indicaciones: mirá como vivió la clasificación Marcelo Gallardo.

Uno de los jugadores favoritos del Muñeco es Enzo Pérez, por lo que significa para el equipo, por lo que transmite, por el rendimiento y por el sacrificio. Es por eso que al futbolista que más le habla en los partidos Gallardo es al ex Estudiantes. El juego de River depende de Enzo. El es la voz de mando y quién se encarga de manejar los hilos del equipo.

Ayer el Muñeco comenzó el partido enérgico y ya desde el comienzo le pedía a Enzo Pérez que se hiciera cargo del balón en la salida del equipo: «Recibí solo». Además, en menor escala, suele hablar con el carrilero que tenga en su lado. Al que más indicaciones siempre le da es a Fabrizio Angileri, que ayer le dio el pase gol a Federico Girotti para que marque el 1-0 parcial.

La primera muestra de alegría la tuvo a los 11 minutos con la gran jugada colectiva de River que comenzó en la defensa y terminó definiendo Girotti. Centrales ubicados en el círculo central, posesiones largas y buena proyección de los laterales, tal como le gusta al Muñeco. Hasta el segundo gol del Millonario, a Gallardo se lo veía conforme con el rendimiento y hubo aplausos y gestos de aprobación.

Ya desde los 30 minutos la cara le comenzó a cambiar y se la agarró con el cuarto árbitro, Juan Pafundi. Se lamentaba por la chances que River no podía cerrar en tres cuartos de cancha y se calentó en varias oportunidades por las imprecisiones. Además de los gritos a Enzo Pérez, el Muñeco le dio muchas indicaciones a Paulo Díaz y a Nicolás De la Cruz. Más allá de haber padecido el final del encuentro, el Muñeco se marchó del Ciudad de La Plata con una sonrisa porque se volverá a enfrentar a Boca en un nuevo mano a mano.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados