Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Marcelo Gallardo

RIVER PLATE

Ganó todo con River y realizó una tremenda revelación: “Con Gallardo nos peleamos, casi nos agarramos a piñas”

La situación no pasó a mayores gracias a Alejandro Sabella.

Hoy en día Marcelo Gallardo está afianzado como uno de los mejores entrenadores del continente, siendo pasional en su trabajo en River, aunque al mismo tiempo mantiene la calma y serenidad. Si por algo se caracterizó durante su carrera como jugador fue por su personalidad fuerte, lo que lo llevó a tener varios altercados adentro del campo de juego. Incluso llegó hasta pelearse con sus propios compañeros, y en una oportunidad casi se va todo de las manos.

Matías Almeyda es un símbolo del Millonario por todo lo que consiguió como jugador y por haber puesto el hombro en la época más negra de la institución, siendo el entrenador que consiguió el ascenso a la primera división en el año 2012. En diálogo con TyC Sports el Pelado repasó gran parte de su trayectoria, y justamente contó una anécdota en inferiores cuando una discusión con el Muñeco terminó de muy mala manera.

“Yo era muy calentón. Jugaba como vivía, al límite. Con Gallardo fue en la Reserva de River, no sé por qué nos dimos unas patadas, el técnico era Sabella y lo amaba a Gallardo, era el hijo futbolístico, a mí también me quería pero todos entendíamos que el elegido era Gallardo”, comentó en primer punto Almeyda desde los Estados Unidos, donde ahora dirige al San José Earthquakes de la Major League Soccer. Pero la historia no quedó ahí.

“En ese momento nos pateamos, me agarraron todos y me metió un cortito. Ese día lo esperé tres horas en el vestuario, hasta que salió Sabella y me pidió ‘por favor, andate’. Quedó todo ahí. Pasaron los años y yo siempre le decía ‘vos me debés una, vos me debés una”, afirmó Almeyda, dejando en claro que con Gallardo quedó todo de la mejor manera. De hecho hasta pidió que el Muñeco se quede de por vida en el banco de suplentes de River.

Almeyda y Gallardo fueron compañeros en River en dos etapas. La primera fue en la década del 90 cuando les tocó debutar casi al unísono de la mano de Daniel Passarella, y posteriormente se consagraron campeones de la Copa Libertadores 96 con Ramón Díaz como entrenador. Luego llegó el reencuentro entre el 2009 y el 2010, cuando El Muñeco había regresado de un breve paso por los Estados Unidos, mientras que el Pelado salió de su retiro para darle una mano al Millonario.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados