Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
José María Listorti

ESPECTÁCULO

José Marís Listorti conmocionado por lo que se vio en Canal Nueve: «La mataba, no había forma, la destruía»

El relato que enmudeció a todos los que estaban presentes en el estudio.

El testimonio más conmocionante de todos se escuchó en «Hay que ver«, el ciclo que llevan adelante José María Listorti y Denise Dumas a través de la pantalla de Canal Nueve. Y es que la reconocida productora Ana Sans, madre de Sofía Pachano y exmujer de Aníbal, habló del dramático hecho que tuvo lugar en su hogar, donde se salvó de milagro tras un derrumbe que afectó seriamente su casa.

«Mientras dormía, Ana Sans casi queda aplastada porque se cayó el techo de su casa sobre su cama», comenzó asegurando Denise Dumas delante de todos los televidentes. «Ella, como todos, tiene un horario para dormir. Ella se levanta más tarde, y a las 7 de la mañana, se levantó y de repente se cayó todo el techo sobre la cama, en cuanto se levantó», añadió por su parte su amigo y compañero, José María Listorti.

«Lo que ella siente es que tuvo un dios aparte porque estaba muy dormida y sintió que alguien la despertaba. Ella dice que sintió que fue un ángel. Sintió que alguien la despertaba, no entendió bien por qué, y cuando se levantó se desplomó todo el techo», manifestaron movilizados por una situación que Sofía Pachano se encargó de compartir en sus redes sociales, delante de sus seguidores.

«Dice que fue algo impresionante, como quedó la cama. Todo, todo, la habría aplastado. La habría matado. La mataba, no había forma, la destruía», sostuvo nuevamente José María Listorti al ver las imágenes de cómo quedó la cama de la artista. Luego de la presentación, dialogaron directamente con Ana Sans, quien no tuvo rodeos al hacer referencia a lo que ocurrió en cuestión de segundos.

«Le agradezco a Dios, al ángel, o a quien me sacó de la cama. Yo estoy colaborando, dirigiendo un espectáculo para juntar plasma, sangre. Me acosté a las cuatro de la madrugada, y a las 7:30 algo me hizo abrir los ojos, pero no se los podría explicar. Fue un ruidito, me destapé, hice dos pasos y los perros captaron una sensación. Era tanto el polvo que volaba, que cuando yo sentí el ruido pensé que se habían muerto los perros. Fueron dos segundos reales, dos pasos», comentó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados