Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Boca

BOCA JUNIORS

Jugó en Boca, dijo que era “imposible” convivir con Palermo y lanzó: “Gracias a Dios Riquelme no me llamó «

En su momento no pudo salir de la sombra del Titán.

Boca desde hace mucho tiempo que está en la búsqueda de un centrodelantero de renombre que llegue para ponerse la camiseta y saltar directamente al campo de juego. Ya hay nombres de futbolistas de calibre internacional instalados, como Edinson Cavani y Salomón Rondón. Sin embargo, también estuvieron sobre la mesa otros atacantes con pasado en la institución. Hay uno en especial que agradece todos los días que Riquelme no lo haya llamado.

Mauro Boselli es uno de esos jugadores que no tuvieron chances con la camiseta azul y oro, pero que brilló de gran forma en otras instituciones. Fue parte fundamental en el Estudiantes campeón de la Libertadores en el 2009, y luego triunfó en México y Brasil. Sin embargo, cuando le tocó estará en el club que lo formó, no pudo salir nunca de la sombra de Martín Palermo, quien se convirtió en un ídolo absoluto a fuerza de goles y títulos.

En diálogo con el sitio 90min, el delantero detalló lo que fue su estadía en el Xeneize con el Titán como compañero. “No era difícil estar en Boca, era imposible. Esa era la palabra, porque no era difícil. Vos no competías por un lugar. Hay veces que vos podés pelear, viste, si está bien uno, si está bien otro…Lo que demostró Martín a lo largo de su etapa en Boca era una cosa de locos”, relató, y la cosa no quedó ahí, ya que profundizó un poco más.

“Entonces, qué bueno tener un jugador así y poder estar tranquilo de decir ´bueno, tuve mi oportunidad en Boca, pero no la tuve en realidad´. Porque nunca tuve esos cinco, diez partidos que podés llegar a tener como los tuve después en Estudiantes, para realmente demostrar si estás capacitado o no para jugar”, explicó. En el último tiempo se supo que hubo comunicación entre Boselli y Riquelme, y los rumores sobre un retorno se hicieron muy fuertes.

Sin embargo, el delantero confesó que nunca estuvo en su mente pegar la vuelta al país. “Con Román hablé por otra cosa, me invitó a su despedida cuando estuvo a punto de hacerla. Gracias a Dios que no se le ocurrió llamarme, porque iba a ser un compromiso grande para mí. Más que nada porque la idea de no volver a Argentina no pasa por una cuestión futbolística, sino una elección de vida”, concluyó, dejando en claro que el regreso a Boca no será posible.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados