Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Pablo Aimar

DEPORTES

La clase magistral de Pablo Aimar y una lección para los jóvenes: «El fútbol no es ajedrez»

El entrenador de las juveniles habló de su etapa como formador y de los creativos.

El entrenador de la Selección Argentina Sub-17, Pablo Aimar, participó de una mesa redonda de entrenadores denominada «Be Magistral». El proyecto se trata de un Máster de Fútbol Digital del mercado, con docentes de prestigio y un contenido de alta calidad y exclusividad. Allí, el ex River junto a otros formadores charlaron acerca de los juveniles y cómo encarar la formación. «El fútbol no es ajedrez«, aseguró el Payasito.

“Hay que crear entornos creativos. El fútbol es mucho de sanciones, imaginación. No es ajedrez que se hacen siempre los mismos movimientos. Tienen que equivocarse. Si a esa edad sólo jugamos tácticamente no podemos esperar jugadores creativos”, aseguró el exenganche del Valencia dejando bien en claro que no le cortaría jamás a un futbolista la posibilidad de hacer lo que sabe.

«Entiendo lo del juego posicional, lo de atacar los espacios. Yo creo más en que los DT’s nos tenemos que hacer cargo de esa supuesta o real falta de creatividad. Creo que esas defensas en bloque las destraba un creativo. Un creativo gambetea, inventa cuando todo es monótono”, afirmó a Aimar que enamoró a todo el público del Valencia con sus tremendas gambetas, con las que casi gana la Champions League.

Clase de Pablo Aimar

“No me gusta escuchar que no hay creativos. No me gusta escucharlo tras 800 entrenamientos automatizados. Es muy probable que no haya creativos si todo es automático, si a uno que gambetea con 15 años le decimos que no lo haga si la pierde 2-3 veces. A esa edad la va a perder 10”, afirmó el entrenador de la Selección Argentina Sub-17, que conoce el rol de creativo a la perfección.

«Nosotros tenemos un enorme privilegio que es dónde entrenamos, y que es que chicos podemos llevar a entrenar. Si vos jugás con los buenos, pero es inevitable que mejores, hasta le podés sacar la vista a la pelota. Me tocó jugar con Riquelme cuando era muy chico, si el compañero tuyo no es bueno tenés que mirar la pelota todo el tiempo. Los chicos de 14, 15 y 16 años no vienen a trabajar», refirió.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados