Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jorge Rial

ESPECTÁCULO

América TV conmocionada por lo que sucedió en TV Nostra delante de Jorge Rial: «Monstruo»

Los televidentes se quedaron enmudecidos.

Fuertísimo. Así fue lo que se vivió en pleno programa de «TV Nostra», el ciclo que lleva adelante Jorge Rial a través de la pantalla de América TV. Todo comenzó cuando con sus compañeros de panel comenzó a hablar de los relatos que dejaron Andrea Rincón y Sofía Gala el último sábado en «PH Podemos Hablar», el ciclo de Andy Kusnetzoff, donde hicieron referencia a sus adicciones, dejando conmocionada a la audiencia.

Esto disparó el debate en «TV Nostra» acerca de la relación de muchos famosos con la droga, y el programa contó con la presencia de Toti Ciliberto, el reconocido humorista que rompió el silencio delante de las cámaras. «Me sentía un monstruo. Marcelo Tinelli siempre me ayudó», manifestó sobre sus peores momentos en medio de una adicción que marcó para siempre su vida, tal como lo dejó muy en claro.

Además, contó cuál fue el momento en el que pudo dejar atrás este flagelo. «El click es cuando vi crecer a mis hijos y me di cuenta que no los estaba viendo», sostuvo el actor mientras Jorge Rial y el resto de los integrantes del ciclo lo escuchaban con mucha atención. «Ahora estoy trabajando. El humor salva, es una buena terapia. Sobre todo de la cocaína, porque la cocaína te pone en otro lugar», señaló.

Hace algunos días atrás, Toti Ciliberto también estuvo presente en «PH» donde fue noticia al contar la fuertísima experiencia que atravesó tras la muerte de su padre. «Se estaba muriendo mi viejo de cáncer, con una cosa muy particular en el medio porque a él le gustaba mucho el tema de los extraterrestres, la energía. La cuestión es que se moría mi viejo, yo era grande e iba a cortar el cordón por primera vez», contó.

«Yo tenía que ir a decirle a su madre, mi abuela, que su hijo había muerto. Hasta hace un momento no sabía nada, la teníamos aislada de la situación. Ni bien él murió, te juro que sentí una mano en la cabeza, un alivio. Y yo dije ‘no soy yo el que está ejecutando’, ya me conozco. Y fui con tranquilidad a decirle a mi abuela que desde ese momento, hasta que murió nunca más me llamó por mi nombre. Sentí que esa energía era él que me estaba dando una mano», reveló.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados