Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Fabián Doman

ESPECTÁCULO

«Como vivo en un barrio privado, hago lo que quiero»: Fabián Doman perdió los estribos al aire

El periodista realizó una categórica reflexión en Intratables.

Durante la jornada del lunes, Fabián Doman condujo otra edición de Intratables, el programa de debate político que se emite por América TV, por el cual pasaron figuras como Luis Ventura, Diego Brancatelli, Ernestina Pais y Romina Manguel. Sin embargo, en esta ocasión, el periodista sorprendió a sus compañeros al perder los estribos al aire: «Como vivo en un barrio privado, hago lo que quiero».

En ese contexto, durante la edición de ayer, Doman y los panelistas debatieron sobre la multitudinaria fiesta clandestina que se llevó a cabo en Nordelta el pasado fin de semana, y, a su vez, dialogaron con el abogado que representa al organizador del evento. En ese sentido, el letrado declaró: «Clandestina tiende al ocultamiento. Acá no hay ocultamiento. Está en su casa a plena luz del día».

Como consecuencia, Doman se sumó con cierta ironía: «Entonces clandestina no era». Por consiguiente Gustavo Grabia estalló de indignación: «Está prohibida y por eso no se puede, doctor. Su cliente no puede hacer una fiesta para 70 personas. No puede llevar una banda a tocar». En ese momento, el conductor reaccionó aún más filoso: «¿Por dónde entró la banda? ¿No era que nadie sabía de la fiesta?».

Por lo que el panelista del programa de Doman señaló: «Los responsables de la seguridad privada de Nordelta se tendrán que hacer cargo, pero el primero es el que organiza la fiesta». En ese sentido, Carmela Bárbaro expresó: «Si vos crees que el lugar a donde vos vivís está exento de la participación de la ley asumís que está en la oscuridad, es decir, en la clandestinidad. Es un lugar a donde, según dijo un vecino, no podía entrar la policía».

De esta manera, Fabián lanzó sin piedad: «Ahí estás explicando la naturaleza de la fiesta. Como vivo en un barrio privado, hago lo que quiero. Generalicemos». No obstante, Paulo Vilouta no se lo dejó pasar: «Perdón, pero no vengamos con ese mensaje de atraso de que porque una persona vive en un barrio privado es un delincuente, un narcotraficante, un mal tipo».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados