Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Jey Mammon
Jey Mammon

ESPECTÁCULO

“Con un arma”: el angustiante y terrible momento que impactó a Jey Mammón en América TV

Se quedó enmudecido con lo que escuchó.

Fuertísimo. Así fue lo que se vivió en las últimas horas en América TV, más precisamente en el programa que conduce todas las noches Jey Mammón: “Los Mammones”. La invitada fue nada más y nada menos que Leonor Benedetto, la reconocida actriz que impactó a toda la señal al contar el robo que sufrió años atrás, cuando un ladrón la interceptó a punta de pistola.

“Fue cuando estaba haciendo una tira, después de Hombres de honor. Cumplíamos rigurosamente con el protocolo: todas las mañanas venía un señor, te mostraba que el arma no estaba cargada, te enseñaba a usarla, el peso… Todo eso durante seis meses. Era tan habitual como que ahora te tomen la temperatura. Hacen un break en el estudio y me voy a tomar un café al bar de la esquina”, comenzó asegurando.

“Estaba con alguien en la mesa y le digo que me voy a adelantar, así me retocan el maquillaje. Tomo la puerta para abrirla, una puerta de vidrio enorme, y un pendejo con un arma me dice ‘entrá’. Le contesto que se deje de joder, que tengo que ir a grabar. ‘Pero entrá, te digo’, me responde’. ‘No seas boludo, tengo que ir a retocarme el maquillaje’, contesto”, relató Leonor delante de Jey Mammón.

“¡Fue un diálogo largo! Él se perturbó mucho porque me reconoció. Yo tardé en darme cuenta de que estaba pasando de verdad. Y su cómplice ya había entrado y estaba con el cajero. Lo dejé pasar y él, muy viril, me mandó para allá. Llegué a mi mesa y él empezó a pedir celulares, billeteras, todo, pero cuando tenía que venir para el lado en el que yo estaba, ¡no vino!”, disparó.

Asimismo, se encargó de recordar su infancia. “Debo haber sido insoportable para los demás: ¡mi mamá me obligaba a decir versitos y esas cosas! Yo quería ser cocinera, y mi madre insistía. Si tenía que elegir estudiar algo artístico, elegía bailar, pero mi madre me decía que lo mío era la palabra. Cuatro años tenía yo. Y ahí empieza un encadenamiento real de gente que veía mi destino mucho más claro que yo. Hasta que aparece mi primer novio, que después fue el padre de mis hijos, y prácticamente a empujones me hizo anotarme en el conservatorio. Yo estudié primero medicina y después filosofía. Fui al Conservatorio de Arte Dramático para darle el gusto, como si fuera a aprender corte y confección. Lo hice a escondidas de mi padre, que quería una hija médica o farmacéutica. Seis meses estuve sin contarle, y cuando se enteró tuvo un disgusto serio. Hasta que dije: ‘Acá me quedo’”, sostuvo Benedetto.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados