Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Fernando Báez Sosa

SOCIEDAD

De familia: detienen al hermano de uno de los rugbiers detenidos por matar a Fernando Báez Sosa

Ocurrió en la localidad bonaerense de Zárate. El joven tiene 18 y contaba con antecedentes.

La Policía Bonaerense detuvo al hermano de Ciro Pertossi, uno de los ochos rugbiers que están tras las rejas a la espera del juicio oral por el asesinato de Fernando Báez Sosa en enero del año pasado. Se trata de Ramiro Pertossi, de 18 años, acusado de haber amenazado de muerte con un arma de fuego a otro joven. El hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Zárate.

«Está imputado por amenazar de muerte y hasta con un arma el 3 de mayo pasado a otro joven. Le secuestraron el celular y la moto. Las pericias lo comprometen y hay testigos», confirmó el periodista policial Ignacio González Prietto. De acuerdo a la declaración del denunciante -padre del joven amenazado- Pertossi se dirigió hacía el domicilio familiar a bordo de una motocicleta Honda Wave roja, de 110cc, y amenazó de muerte a su hijo, «amedrentándolo con un arma de fuego».

Este no es el primer caso en el que se ve involucrado en asuntos policiales. En octubre del 2020, Ramiro Pertossi fue acusado de «encubrir» a un presunto ladrón que había robado una moto. No obstante, solo estuvo un par de horas en la dependencia local y luego fue liberado. La UFIJ N° 7 de los tribunales de Zárate – Campana, resolvió caratular la causa como «Amenazas agravadas».

La situación de su hermano

Su hermano mayor, Ciro Pertossi (20) continúa con prisión preventiva en la Alcaidía 3, ubicada en el penal de Melchor Romero mientras aguarda que inicie el juicio oral en el que será juzgado por el cargo de «homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas». Esta misma situación afrontan sus compañeros Máximo Thomsen (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19), Ayrton Viollaz (21).

El 18 de enero de 2020 Fernando Báez Sosa perdía la vida en la puerta del boliche Le Brique, en la localidad costera de Villa Gesell producto de una golpiza a manos de los rugbiers detenidos. «Le dejaron la huella de la zapatilla. Cuando despedí a mi hijo se veía que tenía un hueco en la cara», afirmó el padre del joven asesinado. Fernando tenía 18 años y disfrutaba las vacaciones junto a su novia y amigos cuando su vida se esfumó en un instante.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados