Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cristina Fernández de Kirchner

ESPECTÁCULO

«Dos personas se opusieron a la designación de Daniel Rafecas: Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri»

Carlos Pagni, en su editorial en LN+, criticó duramente la reforma al Ministerio Público Fiscal que pretende hacer el oficialismo.

Carlos Pagni, en su editorial de los lunes en LN+, criticó duramente la reforma al Ministerio Público Fiscal que pretende hacer el oficialismo, y señaló que no se llegó a un acuerdo para la designación de Daniel Rafecas como Procurador General de la Nación principalmente porque dos personas muy importantes se opusieron: Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri.

“Estamos en los comienzos de una semana crucial para el destino de la Argentina, si es que ese destino tiene algo que ver con la calidad institucional, con la posibilidad de oponerle una verdad al poder, de defenderse frente a él, o si al revés se va instaurando lentamente un orden autoritario en el país”, afirmó el periodista, en referencia a que esta semana se discutirá el proyecto de ley para reformar el Ministerio Público Fiscal.

Pagni explicó que los dos principales cambios que pretende hacer el Gobierno son, por un lado, que la elección del Procurador General se haga con mayoría absoluta -mitad más uno de los presentes- y no con dos tercios del Senado, para que el peronismo pueda elegir a un jefe de los fiscales “faccioso”, y por otro, que se pueda remover a un fiscal con una comisión donde el oficialismo tendría mayoría.

“Entonces cualquier fiscal que empiece a investigar, antes de mirar el expediente, va a estar mirando al Congreso. Y va a estar mirando qué dice el oficialismo de turno, en este caso, el kirchnerismo, antes de decidir si le conviene o no ir adelante con la investigación. Porque en ese trabajo puede estar en juego su propia permanencia en el cargo como fiscal. Quiere decir que se estaría construyendo una legislación para controlar políticamente las investigaciones”, argumentó.

En ese sentido, el periodista contó que Alberto Fernández pretendía designar a Rafecas como procurador y negoció con la UCR, la Coalición Cívica y en el PRO, pero no logró llegar a los dos tercios del Senado: “Curiosamente se opusieron dos personas, sin decirlo del todo. Cristina Kirchner, que durmió esa designación. De hecho, el pliego está durmiendo el sueño de los justos en la Comisión de Asuntos Constitucionales. Hoy Rafecas vuelve a insistir en que si no es con los dos tercios, él no aceptaría ser procurador”.

“Y la otra persona es Macri, que decía que no quería entrar en un pacto con el kirchnerismo. ¿Qué hizo el kirchnerismo? En vez de designar a Rafecas, como quería Fernández, modificó la ley en el Senado para que se lo nombre por mayoría absoluta. El consenso que buscó Fernández hubiera caracterizado de otra forma a esta presidencia, porque hubiera sido de una gran significación que un presidente que llega de la mano del kirchnerismo logre consagrar un procurador con adhesión de la oposición y garantizar independencia para las fiscalías. Es lo que no quería Cristina, y su descarte fue el primer bombardeo de Cristina al gobierno actual”, consideró.

En relación con la postura de Macri, Pagni expresó que hubo críticas por parte de diputados opositores que no están en Juntos por el Cambio: “Sostienen que cometió dos veces un error en relación con el procurador. Federico Pinedo y Miguel Pichetto habían llegado a un acuerdo para designar a Raúl Pleé. Esa mañana Macri anunció, sin avisarle a nadie, que su candidata era Inés Weinberg de Roca, la presidenta del Tribunal de Justicia de la Ciudad y obviamente, no la pudo poner porque era un desaire al peronismo”.

“Por segunda vez Macri estuvo cerca de un acuerdo con la candidatura de Daniel Rafecas, pero se negó, a pesar de la insistencia de muchos de sus socios en Juntos por el Cambio, entre quienes estaba Carrió, que le decía que si no aceptaban a Rafecas, el kirchnerismo iría por alguien peor. Están en esa encrucijada ahora. Una especie de intransigencia suicida”, agregó.

En cuanto a la vicepresidenta, Pagni explicó por qué tomó esta decisión: “La radiografía de la sociedad, en términos económicos, indicaría que solo por razones muy excepcionales, un gobierno con esta performance podría ganar las elecciones, también en la provincia de Buenos Aires. Entonces el Gobierno y a la cabeza, Cristina Kirchner, se cura en salud y toma todas las prevenciones por si pierde en las urnas”.

“Así, obtener recursos institucionales en un momento en el que el kirchnerismo se sigue complicado en muchas causas judiciales delicadas empieza a ser una prioridad absoluta, incluso más que la pandemia, la inflación o la pobreza. Acá es donde empieza a haber una brecha pronunciada entre los intereses de la política y los de la sociedad en general. Y donde muchos políticos empiezan a adoptar un comportamiento de casta o de clase”, completó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados