Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Austria

MUNDO

Investigan al canciller austriaco por «falsas declaraciones»

«Hay varias denuncias» y «el examen realizado reveló sospechas», explicó la Fiscalía. Los miembros de la oposición le piden a Kurz que renuncie.

El canciller de Austria, Sebastian Kurz, es por primer vez objeto de una investigación por parte de la Fiscalía, por sospechas de «falsas declaraciones» ante una comisión parlamentaria encargada de examinar varios casos de corrupción. «Quisiera informarles que (…) la Fiscalía financiera ha abierto una investigación sobre mí y mi jefe de gabinete» Bernhard Bonelli, anunció el canciller este miércoles en Viena frente a periodistas el canciller, de 34 años.

Kurz reconoció que espera una acusación formal. «Siempre he respondido honestamente a todas las preguntas», agregó el político conservador, descartando cualquier posibilidad de renuncia por el momento. El procedimiento comenzó a causa de acusaciones por parte de la oposición socialdemócrata y liberal.

«Hay varias denuncias» y «el examen realizado reveló sospechas», explicó la Fiscalía, contactada por la AFP, y por lo tanto «fue abierta una investigación previa para estudiar las acusaciones». Se trata de un delito que puede conllevar una pena de tres años de prisión. Los líderes opositores han solicitado al canciller, acusado de minar al Estado de derecho, que renuncie en caso de ser inculpado. 

La justicia sospecha que Kurz había mentido el año pasado ante los diputados que querían saber si él había intervenido en la designación de un familiar, Thomas Schmid, a la cabeza de un ‘holding’ público. El canciller, que había declarado bajo juramento, negó entonces cualquier intervención al respecto, informó AFP.

Pero durante los últimos meses, mensajes de texto entre ambos hombres se filtraron a la prensa, lo que permite sugerir que habían mantenido discusiones al respecto. En un mensaje acompañado de cariñosos ‘emojis’, el canciller escribió: «Obtienes todo lo que quieres». A lo que Schmid respondió: «Estoy tan feliz. Adoro a mi canciller». Esto ocurre en momentos en que el ministro de Finanzas, Gernot Blümel, alguien muy próximo a Kurz, es investigado en otro caso por financiación oculta del partido conservador ÖVP.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados