Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Francia

MUNDO

Polémica mundial: senadores franceses podrían prohibir el hiyab

Las musulmanas no podrán utilizar uno de sus símbolos tradicionales en público. La enmienda se encuentra dentro del proyecto de ley de «antiseparatista» que debate el Parlamento.

Mariem Chourak, de 16 años, es una devota musulmana que considera que vestir hiyab expresa su devoción al profeta Mahoma, pero una propuesta de la Cámara de Senadores de Francia pronto podría prohibir utilizarlo en espacios públicos. «Es parte de mi identidad. Obligarme a eliminarlo sería una humillación», declaró Chourak. «No puedo entender por qué querrían aprobar una ley que discrimina».

La enmienda a un proyecto de ley de «antiseparatismo», que busca fortalecer los valores seculares de Francia y que se aplica a las niñas menores de 18 años, ha provocado indignación y una protesta en línea con las etiquetas #HandsOffMyHijab y #PasToucheAMonHijab (#Notoquenmihiyab), que se viralizaron afuera de las fronteras francesas.

El lugar de la religión y los símbolos religiosos usados en público es un tema de controversia desde hace mucho tiempo en Francia, un país incondicionalmente secular y hogar de la minoría musulmana más grande de Europa. Francia prohibió el uso de pañuelos islámicos en las escuelas públicas en 2004. En 2010, prohibió el niqab, el velo islámico que cubre todo el rostro, en lugares públicos como calles, parques, transporte público y edificios administrativos.

La enmienda se refiere a todos los símbolos religiosos, aunque los opositores dicen que apunta a los musulmanes. El senador Christian Bilhac dijo a los legisladores en abril que protegería a los jóvenes. «Los padres no deben imponer dogmas a sus hijos», dijo a la Cámara alta. Un grupo de mujeres jóvenes está impulsando la campaña #PasToucheAMonHijab desde las salas de estar de las casas de sus familias, informó Reuters.

Han recibido el apoyo de personas influyentes en las redes sociales, una legisladora estadounidense Ibtihaj Muhammad, la primera estadounidense en usar hiyab mientras competía en los Juegos Olímpicos, entre otras personalidades. «(Los políticos) quieren nuestra emancipación, quieren salvarnos de esta opresión imaginaria, pero son ellos quienes nos oprimen», dijo la estudiante de medicina Mona el Mashouly, de 25 años, en su ciudad natal de Estrasburgo.

El presidente Emmanuel Macron advierte que el islamismo está socavando la unidad de la República. El proyecto de ley antiseparatismo de su gobierno toma medidas enérgicas contra los matrimonios forzados y las pruebas de virginidad, e incluye una vigilancia más estricta de las asociaciones religiosas. Inicialmente no mencionó la prohibición de que los menores usen el hiyab en público.

El Senado, dominado por los conservadores, agregó la enmienda, así como dos más que impedirían que las madres usen un hiyab cuando acompañen a sus hijos en los viajes escolares y prohibirían el traje de baño burkini de cuerpo entero. Un comité conjunto de las dos cámaras del parlamento debatirá las enmiendas y es posible que aún se eliminen del proyecto de ley.

No obstante, para Hiba Latreche, de 22 años, el daño ya está hecho. «(Es) sintomático de la vigilancia constante de los cuerpos, las elecciones y las creencias de las mujeres que tenemos en Francia», dijo, «así como la instrumentalización de las mujeres musulmanas».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados