Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Meghan Markle

CELEBRITIES

Príncipe Harry y Meghan Markle hacen alianzas con una empresa criticada por su historia accidentada

La pareja sigue ampliando la cartera de clientes de su Fundación Archewell.

El príncipe Harry y Meghan Markle están fortaleciendo su imperio de negocios. Han hecho alianzas con la empresa estadounidense de bienes de consumo Procter & Gamble por medio de su Fundación Archewell. La asociación se centrará en la igualdad de género, espacios en línea más inclusivos y resiliencia e impacto a través del deporte, según un comunicado expuesto por la compañía el martes.

«La Fundación Archewell cree que con la comunidad y mediante el servicio compasivo a los demás, podemos desencadenar un cambio cultural sistémico», dice el escrito. «Para hacer esto y construir comunidades más compasivas, la Fundación Archewell anunció hoy una asociación global de varios años con Procter & Gamble». La asociación pondrá un enfoque prioritario en la equidad de género, trabajo que ha venido haciendo el dúo desde hace tiempo.

«La asociación elevará las voces de las adolescentes para garantizar que su punto de vista y experiencia vivida se escuche en las mesas donde se toman las decisiones». «Ampliando la colaboración de P&G con Promundo, juntos destacaremos la importancia de involucrar a hombres y niños en el impulso por la equidad de género en toda la sociedad y alentaremos el cuidado compartido en el hogar para que todos en la familia puedan prosperar».

La nueva alianza de los Sussex ha llamado la atención por la historia accidentada de Procter & Gamble, vinculada al trabajo infantil y forzado, las pruebas con animales y la fijación de precios. Incluso, Meghan, cuando tenía 11 años, envió una carta a la compañía solicitando que se cambiara un anuncio de detergente, que incluía la frase: «Las madres de todo Estados Unidos están luchando contra ollas y sartenes grasientas».

Le pidió que cambiaran el anuncio a «gente de todo Estados Unidos» y la empresa, posteriormente, modificó el lenguaje. En una entrevista en 1993, Meghan dijo que cuando salió el comercial «los niños de mi clase comenzaron a decir: ‘Sí, ahí es donde pertenecen las mujeres: en la cocina»’. Indicó que a los 11 años no sabía lo que significaba el sexismo, pero «solo sabía que algo me golpeó internamente que me decía que estaba mal».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados