Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Sergio Lapegüe

SOCIEDAD

Sergio Lapegüe y un mensaje contundente a las especulaciones de la política: «Busquen soluciones, la gente muerta no vota»

En diálogo en exclusiva con El Intransigente, el conductor televisivo, además, detalló todo lo padecido con el coronavirus.

El conductor televisivo Sergio Lapegüe charló en exclusiva con El Intransigente. En un largo diálogo recordó su padecimiento del coronavirus. El periodista, por ejemplo, comentó que hubo un tiempo en el que pidió que lo «duerman» porque estaba «agotado». «No podía respirar», indicó Lapegüe. A su vez, tuvo tiempo para pensar en la político y el manejo de la pandemia que ya se cobró más de 64.000 víctimas fatales en todo el país. «Busquen soluciones, la gente muerta no vota», indicó.

En este contexto, Lapegüe consideró en que todo lo relacionado con la salud, la seguridad y la educación «no es una cuestión política». «Acá se muere la gente o se empobrece la gente si no tenes educación o te terminan matando en la calle por la inseguridad», reflexionó el conductor televisivo. «Júntese muchachos y busquen la solución, y apunten todos a cuanto más estemos vacunados mejor porque es la única manera de salir del pozo al que nos lleva la covid», reclamó el periodista

Asimismo, indicó: «Primero la muerte, porque el coronavirus te lleva a la muerte, muchos zafan, muchos se salvan pero una gran cantidad de personas terminan muriendo. Cuando nunca imaginamos que uno iba a morir, y esto que decían el virus no llega acá». Luego, el conductor insistió: «Júntese, busquen la solución, y tiren todo para el mismo lado. Después cuando sea campaña política mátense, mientras tanto solucionen el problema de la gente porque la gente muerta no los va a poder ayudar».

Cómo padeció su enfermedad

«En algún momento me puse a pensar en la muerte», reconoció el conductor cuando estuvo internado en un sanatorio por el coronavirus. «En ese momento, dije yo tengo 56 años, estaba bien físicamente, vengo de hacer deporte, iba a gimnasio todos los días y me puse a pensar en el dolor, porque el único pensamiento que tiene que tener uno antes de morir es el dolor, el sufrimiento, eso sí me puse a pensar, y me puse a pensar en los mayores, los que tienen otra enfermedad», relató el periodista en exclusiva con El Intransigente.

«Yo me contagie en mi casa», sostuvo. «Vino un amigo mío, no sabía que tenía la enfermedad, y me contagió», contó. «A él no le paso más que un dolor de cabeza y fiebre y yo casi termino muerto», añadió el periodista. «Cualquiera se puede contagiar en cualquier lado y el cuerpo se destruye, el virus destruye tu cuerpo en apenas 48 horas. Es impresionante», continuó en una charla en exclusiva con nuestro medio.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados