Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Bares CABA

SOCIEDAD

Tras las acusaciones por el cumplimiento de las restricciones en Rosario y en el conurbano, ¿cómo es el acatamiento en la Ciudad de Buenos Aires?

El subsecretario de Cooperación Urbana de la Ciudad de Buenos Aires, remarcó que quienes hacen «fiestas clandestinas» son los menos.

Continúan los cruces entre la Ciudad de Buenos Aires y el Gobierno Nacional por las clases presenciales, ya que la causa sigue judicializada y desde el bloque opositor esperan que la corte «resuelva pronto». Lucas Delfino, subsecretario de Cooperación Urbana de la Ciudad de Buenos Aires, afirmó a su vez, que en CABA hay mucha gente acatando las normas, actuando de forma consciente tras las restricciones por coronavirus.

«La inmensa mayoría de los ciudadanos de CABA están actuando de manera correcta y consciente», remarcó Delfino en diálogo con FutuRock. «Cuando uno recorre las zonas gastronómicas ve que se están cumpliendo con las medidas, con todo el cansancio que tienen de venir de un año de pandemia», y añadió que CABA, al ser la región con más concentración poblacional, «seguro hay gente que no cumple o fiestas clandestinas», pero insistió en que la gran mayoría acata las normas.

En cuanto al sistema de salud de la Ciudad, que el día viernes agregó 50 camas de terapia intensiva a los hospitales, llegando así a una ocupación del 86%, comentó que puede soportar, aunque están en una «situación de estrés». «Somos consientes de que es una situación muy difícil, porque afrontar una segunda ola no es fácil. Vemos que en CABA la curva comienza a entrar en una meseta. No vamos a hacer un cierre total hasta que haga falta. Lo último van a ser los chicos fuera del aula», indicó Delfino.

Su crítica a Nicolás Trotta

«El ministro Trotta, cuatro horas antes del anuncio del presidente, estaba diciendo que no se cerraban las clases en el Consejo Federal de Educación frente a 24 ministros», disparó el subsecretario de Cooperación Urbana. Además, destacó que en las aulas se contagió menos del 1% desde el inicio de clases, y los casos de contacto estrecho en las casas es del 0.01%. «Las escuelas tienen que ser el último lugar que se cierre», reafirmó.

«En la provincia de Buenos Aires hay mas incidencia de Baradel que de datos empíricos. Hay muchas chicanas y se olvidan de los chicos», cargó Delfino. A su vez, indicó que desde CABA defienden a los alumnos: «La Ciudad de Buenos Aires tuvo que acudir a la corte por una cuestión que es de sentido común. Lo que tiene que determinar la corte es la autonomía de la Ciudad de la injerencia del Gobierno Nacional a tomar este tipo de decisiones».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados