Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Mariano Iúdica
Mariano Iúdica

ESPECTÁCULO

«Una relación paternal»: Mariano Iúdica se emocionó al recordar a Gerardo Sofovich

!-- nota movil abajo titulo reponsive -->

Mariano Iúdica empezó a trabajar como actor de teatro gracias a Gerardo Sofovich. Contó que el productor tenía los mismos gestos que su padre.

Mariano Iúdica empezó su carrera en la televisión haciendo cámara. Más tarde, se convirtió en actor, amparado por Gerardo Sofovich. En una entrevista para «Los Mammones«, el conductor de «Polémica en el Bar» confesó que el productor fue como un padre para él. «Una relación paternal»: Mariano Iúdica se emocionó al recordar a Gerardo Sofovich.

Cuando Jey Mammón le pidió su opinión sobre Sofovich, Iúdica dijo: «La continuidad de una relación paternal. Para mí es una cosa muy loca. Misma bajada, mismo tono, misma afinación, misma seriedad. Mi viejo me decía: ‘¿Qué vas a hacer?’. Yo le decía: ‘Un poco de periodismo, un poco de esto…’. ‘Lo que sea pero a fondo’, me decía él», contó.

«El Ruso era así conmigo. Un tipo extremadamente generoso, me dio el pase en un momento en el que los cómicos eran otros. No era yo, yo era cuarto o quinto. Y me empezó a poner a su lado, me puso junto a Florencia de la V, a hacer ‘El champán las pone mimosas’. A ganar un dinero que nunca había ganado, premios…», comentó el conductor de «Polémica«.

Mariano Iúdica confesó que sus primeros días trabajando con el productor no fueron para nada fáciles. «Dos días icónicos en mi vida con Gerardo: los dos primeros días de trabajo. La primera vez que trabajé en este canal, yo estaba con Georgina, hacía notas con ella, y él siempre me decía: ‘Vos sos bueno’», contó. Sofovich lo vio ensayando y lo llamó.

«‘Mañana te espero para hacer un personaje con Miguel Ángel Rodríguez‘, me dijo. Yo remataba el sketch. Tenía un texto que era eterno, terminaba a las seis de la mañana, nos íbamos conmigo. Venían todos equivocándose. Él gritaba, pasaban actrices que se iban llorando, actores que no volvían más… me tocaba el tiro de tres a mí. Lo iba llevando», dijo.

«En un tiro, pifié. ‘Cortá’, se escuchó. ‘¿Qué te pasó?’, me dijo, con cariño. Le dije: ‘A esta hora estoy cansado’. Apareció en medio del humo, sin corbata, con la camisa arremangada y el pecho abierto. Me dijo: ‘Así que estás cansado. ¡El señor está cansado! ¡Yo estoy cansado, la p… que te parió! ¡Que tengo diez millones de dólares y estoy atendiéndote a vos, pelot…!», contó.

Mariano Iúdica

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados