Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Angie Balbiani
Angie Balbiani.

ESPECTÁCULO

Angie Balbiani volvió a Intrusos para contar todo lo que padeció y habló sobre los dichos de Cris Morena: «A ella»

No se guardó absolutamente nada.

Quiso compartirlo con todos los televidentes. Esta semana, Angie Balbiani fue noticia luego de que contara delante de sus seguidores que está esperando a su segundo hijo. En medio de mucha alegría, volvió a «Intrusos», el formato del cual formó parte hasta no hace mucho tiempo, a modo de invitada para hablar sobre las situaciones que tuvo que atravesar por su peso, en medio de la polémica por los dichos de Cris Morena en «Los Mammones». Cabe recordar que la creadora de «Chiquititas» deslizó en ese marco que Jey Mammon debería bajar algunos kilos.

«A mí no me sorprendió. Tampoco le caería a ella, me parece que es de una generación en la que siempre el tema de estar flaco es un beneficio. Yo tenía 21 años cuando trabajé con ella, era grande. Fue muy incómodo para Jey... No es que le tengo miedo, conozco a mucha gente así… Tiene que haber un cambio muy de raíz, le podemos caer a ella, pero no es la única«, manifestó luego de que la productora le dijera a Jey Mammón que para conducir «Jugate Conmigo» debería bajar un poco de peso.

«A mí me preguntaron si quería hacer el casting. El peso me jugó una buena pasada en ese momento… Me ayudó a colaborar con muchas chicas. Es una realidad que es cruel y hay muchas cosas que siguen pasando. Lo que dijo Cris no estuvo bien dicho pero hay mucha gente que lo piensa y que lo padece. En ‘Rebelde Way’ tenía que tomar la decisión de salir a la calle por miedo a que me gritaran ‘gorda'», apuntó Angie Balbiani sin filtros ni tapujos. «Yo sufrí mucho los cambios físicos», afirmó.

«Toda la vida tuve un tema con el físico. Está buenísimo que se empiece a hablar de la revolución de aceptarnos, de querernos. Las mujeres más que nada, porque yo le digo a mi novio ‘mirá la celulitis que me salió’, y no tiene idea. Siempre tuve sobrepeso. En el colegio no tenía un problema con mis amigas, pero el sexo apuesto te catalogaba como ‘la gorda’. Después entré a trabajar con Cris Morena y hacía un personaje de chica gorda. Entonces, cuando dejé de trabajar con Cris, di con un médico que me dio unas pastillas para adelgazar, que me dejó así, pero no era disfrutable lo que me estaba pasando», apuntó la actriz y periodista.

«Después quedé embarazada de mi primer hijo y, por suerte, dejé esas pastillas. Pero el impacto fue fuertísimo porque mi metabolismo no funcionaba, directamente. Tuve que desandar todo un camino, tuve que aprender qué hay que comer, qué no hay que comer, ver médicos, hacer gimnasia. Hay muchas mujeres que les da vergüenza decir ‘a mí me cuesta quedar embarazada’, ‘a mí me cuesta aceptar los cambios de mi cuerpo’. A mí no me da vergüenza decirlo y me parece que está bueno decirlo porque hay mujeres que se sienten muy solas», sentenció.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados