Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ambiente

POLÍTICA

Avanza la erradicación de los basurales a cielo abierto y los municipios podrán solicitar obras de saneamiento

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible publicó el modelo de contrato y los requisitos. En Argentina existen más de dos centros de desechos por localidad.

banner

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación sostenible avanza en el plan de erradicación de los basurales a cielo abierto y este martes publicó el reglamento para las obras de saneamiento que deberán seguir los municipios. Con este avance, las jurisdicciones locales podrán iniciar el proceso para solicitar obras de saneamientos a fin de erradicar una de las problemáticas que más afecta a los vecinos de todo el país. 

De acuerdo al texto oficializado mediante la , los municipios que soliciten obras podrán firmar un “convenio de adhesión” con la cartera que conduce Juan Cabandié y si se cumplen los requisitos estipulados, se avanzará en el llamado a licitación pública. “Su prioridad estará determinada según el análisis de la situación del basural a cielo abierto en desuso, necesidades e inversión requerida”, aporta el documento.

La norma precisa que la jurisdicción que decida avanzar con el pedido deberá presentar “una síntesis de la información básica de su territorio, que incluya población, economía, infraestructura, industrias en funcionamiento y cualquier otro dato relevante para el objeto del presente”. A su vez, se deberá facilitar los datos requeridos sobre el basural a cielo abierto en desuso y  también un diagnóstico actual de la gestión de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) que incluya maquinarias disponibles, frecuencia y tipo de recolección, entre otros. 

Hace poco menos de un mes, Ambiente anunció la erradicación del basural a cielo abierto más grande del país que se encuentra en Luján. “Es un proyecto que pone por delante la economía circular para recuperar los residuos, y que contempla el tratamiento y la recuperación de todas las corrientes de los residuos sólidos y urbanos que van a tener el tratamiento que corresponde”, manifestó el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky. 

En el caso del proyecto de Luján, la cartera que conduce Cabandié detalló que se hará “una planta de separación de residuos que se dividirá en un sector para áridos, neumáticos, vidrio y poda, además de un centro de interpretación ambiental y administración que contará comedor, cocina, baños y vestuarios”. Además, se destinarán herramientas para las tareas de recolección. Este proyecto servirá de modelo y podría replicarse -a menor escala- en las jurisdicciones donde el impacto del basural deje profundos resultados.  

En Argentina existen 5000 basurales a cielo abierto, lo que significa, en promedio, más de dos basurales por municipio donde no existe control de operación y con escasas medidas de protección ambiental. La mayoría de ellos son formales, es decir, son el modo oficial en que los gobiernos locales eliminan su basura.

«Las falencias en el tratamiento de los residuos representan una realidad transversal a todas las ciudades de Argentina, un país donde nueve de cada diez personas habitan en núcleos urbanos», manifestaron desde Ambiente. Por lo tanto, insistieron en que, si bien la competencia en el manejo de los residuos corresponde a los municipios, «el problema de la gestión en general, y de los basurales a cielo abierto en particular, es por volumen y alcance, una preocupación a nivel nacional y uno de los principales problemas ambientales del país».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados