Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Australia

MUNDO

Competencia desleal: después de la denuncia de Australia, China responde con otra demanda

La relación entre los países comenzó a deteriorarse en el año 2018.

A una semana de que Australia denunciara a China ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por las tasas excesivas que aplica a las importaciones de sus vinos, la nación asiática le respondió con una demanda ante el mismo organismo por los aranceles que aplica a las exportaciones chinas de turbinas eólicas y otros productos manufacturados, por considerarlos competencia desleal.

El objetivo es «salvaguardar los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas», señaló el portavoz del ministerio de Comercio de China, Gao Feng. «Esperamos que Australia tome medidas concretas para corregir sus prácticas erróneas, evitar distorsiones en el comercio de estos productos y resituar este comercio en la senda normal lo antes posible», añadió.

Además de los impuestos sobre sus turbinas eólicas, el ministerio de Comercio chino también denunció medidas australianas de competencia desleal contra sus exportaciones de ruedas de tren y fregaderos de metal, adoptadas en 2019 y 2020. Gao declaró el lunes que China «se opone al abuso de las medidas comerciales coercitivas» porque no solo perjudican a los «derechos e intereses legítimos de las empresas chinas» sino también a la autoridad de la OMC.

«Compromiso chino»

Este jueves, el ministro de Comercio australiano, Dan Tehan, aseguró a los periodistas que su país «defenderá enérgicamente las medidas instauradas». Tehan precisó que Australia quiere un «compromiso constructivo con el gobierno chino», pero que las medidas se implementaron «después de un análisis riguroso», informó AFP.

Las relaciones bilaterales comenzaron a deteriorarse en el año 2018, cuando Australia excluyó al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei de la construcción de su red 5G en todo su territorio, argumentando que significaba un riesgo para la seguridad nacional.

La situación empeoró cuando el primer ministro australiano, Scott Morrison, se sumó a Estados Unidos y exigió una investigación internacional sobre los orígenes de la epidemia del coronavirus. China, el primer país afectado por la pandemia, lo consideró hostil y fomentado por motivos políticos. Australia también reprochó a China su política de represión de la oposición prodemocracia en Hong Kong.

Después, China impuso sanciones económicas a una serie de productos australianos, incluyendo aranceles a productos agrícolas, carbón o vinos (derechos de aduana de hasta 218% que se aplicaron en noviembre de 2020). Australia era hasta entonces el primer exportador de vinos hacia China pero el mercado se cerró y las ventas, que representaban unos 1.100 millones de dólares australianos se redujeron a 20 millones de dólares australianos, según las cifras oficiales.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados