Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
coronavirus

MUNDO

Con más de la mitad de sus habitantes vacunados, crecen los contagios en un país asiático: las causas

Desde enero, los casos positivos aumentaron un 70% en todo el país, vecino de Rusia y China.

Los casos de reinfección por coronavirus aumentan día a día en Mongolia, en Asía Oriental, donde casi la mitad de la población está completamente vacunada (48,7%). En las últimas dos semanas, el número diario de contagios aumentó 70%, el total de contagios es de 70.000, casi todos registrados desde enero. Esta situación pone en duda la efectividad de una de las vacunas utilizadas, la del laboratorio chino Sinopharm.

El país ha emergido como un caso atípico en la lucha mundial por las vacunas ya que se ubica estratégicamente entre dos naciones productoras, Rusia y China, dos gigantes de fabricación de vacunas con ambiciones globales. Mongolia firmó acuerdos por 4,3 millones de dosis de la vacuna Sinopharm y un millón de dosis de la Sputnik V, aunque hasta ahora solo llegaron 60.000 dosis de fabricación rusa.

Estudios han demostrado que la efectividad de estas vacunas es menor frente a la de otras compañías farmacéuticas como Pfizer y Moderna, que utilizan la tecnología de ARNm, que es más novedosa. En Ulan Bator, la capital, el 97% de la población adulta ha recibido al menos la primera dosis, y más de la mitad está completamente vacunada, según estadísticas del gobierno. A nivel nacional, más del 57% de los mongoles ya han recibido una dosis.

Hace un año, Mongolia era uno de los pocos países que no contaba con casos de coronavirus, pero en noviembre todo cambió cuando se produjo un brote. Pese a las críticas por su efectividad, la producción de Sinopharm no de detendrá. Las autoridades del laboratorio informaron la semana pasada que durante el segundo semestre de 2020, tienen previsto distribuir más de mil millones de dosis fuera de China.

Tercer caso mundial

La vacuna de Sinopharm ha sido muy cuestionada, pues no existe transparencia en cuanto al resultado de los estudios en la última etapa, según los expertos. Las críticas aumentaron cuando Seychelles, que vacunó a la mayor parte de su población con dosis de Sinopharm, también registró un aumento en los casos, informó The New York Times.

El mes pasado, el informe de un panel de la Organización Mundial de Salud (OMS) reveló que la vacuna Sinopharm tenía un 79% de eficacia para prevenir el desarrollo de síntomas de coronavirus en adultos de entre 18 y 59 años, con evidencia de ensayos clínicos realizados en China, Bahrein, Egipto, Jordania y los Emiratos Árabes Unidos.

Si bien ese rango de eficacia es similar al de la vacuna de Astrazeneca, es considerablemente más bajo que el de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna, que reportaron una eficacia mayor al 90%. Otro país que registró casos de reinfecciones es Bahrein, donde casi el 50% de la población del país ya recibió el plan de inmunización completo, según el relevamiento de The Washington Post.

El país fue uno de los primeros en apoyar a fines del año pasado a China con la fabricación de la vacuna y restar importancia a los resultados de los ensayos y a la seguridad de la vacuna. Seis meses después, la nación atraviesa un nuevo rebrote en personas ya vacunadas. Las autoridades de Bahrein declararon la semana pasada que comenzarán a ofrecer la vacuna Pfizer-BioNTech a las personas de alto riesgo, aunque hayan sido vacunas previamente con dos dosis de Sinopharm.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados