Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Bolivia

MUNDO

Insólito: en su tercera ola de coronavirus, Bolivia no impondrá cuarentenas

El miércoles los contagios diarios llegaron a 3.839. La vacunación avanza lento por la falta de inmunizantes.

Bolivia enfrenta desde el mes pasado una etapa crítica de la tercera ola de contagios por coronavirus, con 400.000 contagios acumulados desde el inicio de la pandemia, incluidos 15.321 decesos, confirmó el Gobierno. En tanto, las principales ciudades descartaban la imposición de nuevas cuarentenas rígidas.

El 9 de junio marcó un nuevo récord, 3.839 casos en un día. «Los 3.233 nuevos contagios [del día anterior] se registraron principalmente en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz», elevando el total acumulado a 400.047 señaló el Ministerio de Salud en su reporte epidemiológico cotidiano este viernes.

La vacunación también va lenta por la escasez de inmunizantes. Hasta el jueves, se habían aplicado un total oficial de 2.012.800 dosis administradas de las cuales poco mas de 1,5 fueron primeras dosis. El Gobierno de Luis Arce, instalado desde noviembre pasado, se ha negado firmemente a declarar una cuarentena rígida nacional contra la pandemia, pese al fuerte aumento de los contagios desde principios de año.

Arguyendo entre otras cosas que la cuarentena causa más daños económicos que beneficios sanitarios, Arce se diferenciaba de la presidenta transitoria Jeanine Áñez (2019-2020), que decretó largos confinamientos durante la primera ola de contagios en 2020, informó la agencia Sputnik.

Esta posición fue criticada por gobernadores de departamentos y alcaldes de las principales ciudades, la mayoría opositores, que exigían un decreto de cuarentena nacional aunque no se animaban a imponer confinamientos estrictos a nivel local, lo cual les permite la ley. El alcalde de La Paz, Iván Arias, quien fue ministro de Planificación de Áñez, llevaba varias semanas demandando una cuarentena nacional hasta que dijo que planteaba solo restricciones parciales.

«No podemos restringir más a nuestra gente; en mi caso, en mi ciudad, no habrá cuarentena rígida, así me critiquen (…), si la gente no va a morir por el coronavirus, morirá por la desesperación y el hambre», advirtió la alcaldesa de El Alto, Eva Copa. El alcalde de Santa Cruz, la ciudad más golpeada por la pandemia, dispuso solo restricciones de circulación los fines de semana, igual que su par de Cochabamba.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados