Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Israel

MUNDO

Jerusalén: cancelan marcha nacionalista de extrema derecha para evitar disturbios

Se realizaría el jueves, pero la policía no autorizó el recorrido por la Ciudad Vieja.

La mañana del lunes comenzó con la noticia que el próximo jueves se realizará la manifestación nacionalista de Israel de extrema derecha, la Marcha de las Banderas. Pero fue cancelada horas después luego de que la policía se negara a permitir que los manifestantes pasaran por el barrio musulmán de la Ciudad Vieja.

El itinerario del desfile, que debía celebrarse en parte en los barrios palestinos de la Ciudad Vieja, no fue autorizado por la policía, lo que provocó su anulación, dijo a la AFP el portavoz de uno de los movimientos organizadores del acto. Por su parte, la policía israelí indicó a través de un comunicado que «en los términos generales actuales y en la fecha solicitada este evento no está aprobado», aunque evitó hablar de una prohibición. 

«Si los organizadores deciden cambiar el formato y/o la fecha de esta marcha, el asunto será examinado como de costumbre», añade el texto. Pero algunos políticos israelíes como el ultraderechista Itamar Ben-Gvir, a quien la policía ha acusado de provocar disturbios en Jerusalén, y la conservadora May Golan de Likud, dijeron que marcharían el jueves en Jerusalén, gracias a su estatus parlamentario.

Esta «Marcha de las banderas», convocada por varias figuras de la extrema derecha nacionalista israelí, buscaba concentrar a centenares de personas el jueves en la Ciudad Vieja de Jerusalén. En la mañana del lunes, el movimiento islamista armado palestino Hamás amenazó con una nueva escalada de violencia en caso de realizarse la marcha.

«Advertimos a la ocupación contra la posibilidad de que la marcha de colonos se acerque a Jerusalén (Este) y la explanada de las Mezquitas», declaró en un discurso Jalil Al Haya, un responsable de Hamás, que gobierna la Franja de Gaza. «Esperamos que la jornada del jueves no se convierta» en un nuevo 10 de mayo, agregó en referencia al inicio de la escalada de violencia entre Hamás e Israel que llevó a un conflicto armado de 11 días. 

Durante varios días, los llamados se habían multiplicado, entre ellos el del ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, para que se prohibiese este evento, que probablemente reavivaría las tensiones. El controvertido desfile estaba animado por el «Día de Jerusalén», que para los israelíes conmemora la «reunificación» de la ciudad en 1967.

Ya había sido anulada el 10 de mayo, cuando las tensiones habían alcanzado su punto álgido entre los manifestantes palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes. «El jefe la Policía no puede defender a los manifestantes en las calles de Jerusalén portando banderas israelíes (…) es una rendición vergonzosa ante el terrorismo y las amenazas de Hamás», señaló Bezalel Smotrich, uno de los organizadores y líder del Partido Sionismo Religioso (extrema derecha, procolonización).

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados