Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
UCA

SOCIEDAD

«La gente quiere trabajar»: el fuerte reclamo del director del Observatorio Social de la UCA a los dirigentes políticos

Agustín Salvia habló de «una sociedad fragmentada» en la que hay «una parte que pareciera que sobrara».

Agustín Salvia, director del Observatorio Social de la UCA, afirmó hoy que tanto los dirigentes políticos como la dirigencia sectorial son responsables de la pobreza y el desempleo que sufre la Argentina en el marco de la segunda ola de coronavirus. Ante ese contexto, hizo hincapié en que «la gente quiere trabajar» pero a raiz de las malas acciones que se llevan a cabo «no encuentra una demanda que la convoque».

En el contexto del 38° Congreso del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (Iaef), el economista advirtió, según las declaraciones difundidas por NA, acerca de la presencia de una «sociedad fragmentada» integrada por diferentes sectores dinámicos con «una parte que pareciera que sobrara» y que no halla trabajos de calidad o que no encuentra ningún tipo de empleo.

En esa línea detalló: «Sólo el 40, el 45% de la población genera trabajo productivo, no porque el resto no quiera sino porque no hay una demanda que los convoque» aseveró y puso como ejemplo, «la desesperanza de los jóvenes que se van del país». Ante ese panorama, Salvia colocó el foco en la relevancia de mantener «un diagnóstico claro», ya que según sostuvo, «el desarrollo de los sectores más dinámicos es importante, pero por sí solo no va a garantizar que todos entremos».

Por lo tanto, en una clara crítica a los políticos, subrayó que «la clave no depende de la gente sino de una dirigencia que se haga cargo de las responsabilidades del tiempo histórico que le toca» y consideró que «ello ocurrirá en tanto haya una opinión pública que reclame esos liderazgos». Por último, se refirió a la cuestión sanitaria y aqui también se centró en el accionar de los dirigentes políticos.

Los instó a que enfoquen su accionar en las problemáticas de salud que posee «la gente concreta y real» y precisó que existen «cerca de un millón y medios de personas con Chagas y 300.000 con cardiopatías chagásicas». Para concluir, se pronunció sobre las poblaciones que no pueden acceder al agua y en consecuencia, toman «agua con arsénico que tiene altos contenidos de parásitos y bacterias».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados