Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Andy Kusnetzoff
Ximena Capristo

ESPECTÁCULO

«No teníamos dónde dormir»: la ex Gran Hermano le contó su dura infancia a Andy Kusnetzoff

La actriz pasó al punto de encuentro para compartir su fuerte historia personal.

En una nueva edición de PH Podemos Hablar, Andy Kusnetzoff recibió en el punto de encuentro a cinco personajes del mundo del espectáculo. En una de las preguntas que realizó el conductor sobre los que tuvieron que superar duras pruebas en su infancia o adolescencia, Ximena Capristo, exparticipante de Gran Hermano, pasó al frente y contó sobre la relación con su padre, a quién no vio por más de 15 años.

«Fue una infancia linda», contó, a pesar de que su papa las haya abandonado y que su mamá tuvo que trabajar mucho para sobrevivir. «Ella me mandó a un colegio para que yo pueda estudiar y sea una persona de bien», expresó la vedette. Luego continúo compartiendo que para su madre «era muy importante el estudio, porque ella no lo pudo tener».

Hasta que un día su madre quiebra económicamente, y cuenta que quedaron viviendo en la calle. «Un vecino que nos prestaba el auto y vivíamos adentro del auto, porque no teníamos donde dormir», agregó la actriz. Contó que su mamá una vez fue a pedirle a su papa ayuda porque no podía más, «yo esto no me lo olvido». Pero él simplemente le dijo «bueno si quieren vengan a comer al restaurante, yo no te puedo dar un peso».

Luego compartió con sus compañeros en el punto de encuentro que cuando era chica ella estudiaba teatro e «iba a todos los castings de publicidad que había y no quedaba en nada, y me dice mi vieja anotate en Gran Hermano, capaz que eso puede ser un trampolín». Finalmente se anotó a la segunda edición del reality y quedó. Cuando estaba dentro de la casa, cuenta que su padre apareció pidiendo estar con ellas en ese momento.

Hasta que un día, después de que ella haya salido de Gran Hermano, su padre apareció en su casa y le pidió hablar. Entonces comenzaron a tener una relación «distante, que de vez en cuando me llamaba para ver cómo estaba, alguna que otra vez íbamos a comer, pero era una persona desconocida para mí». Por último, confesó que por esta razón tardo muchos años en decidir tener un hijo, «necesitaba saber si el hombre que hoy tengo al lado iba a ser un buen padre», dijo entre lágrimas.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados