Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Samid

POLÍTICA

«¿Qué voy a explicar?», la respuesta de Alberto Samid luego de ser increpado en un restaurante por violar su prisión domiciliaria

Según se observa en la grabación un grupo de personas se acercaron al empresario y le dijeron que se retirara del lugar.

banner

El empresario de la carne, Alberto Samid, fue increpado por dos mujeres en un restaurante de Ramos Mejía y lo obligaron a retirarse del lugar por acusarlo de violar su prisión domiciliaria: “Tengo salida laboral los lunes, los miércoles y los viernes; de las 9, a las 14.  ¿Qué les voy a explicar? Que tengo salida laboral, que estoy trabajando… Yo no discuto con las mujeres, no les dije absolutamente nada, agarré y me fui”, explicó.

Según se observa en la grabación un grupo de personas se acercaron al empresario y le dijeron que se retirara del lugar: “Empezamos a preguntarles por la tobillera… Nos preguntaron si éramos de la Policía pero no nos asustamos para nada. Entonces, no les quedó otra que levantarse e irse. Los acompañamos hasta la puerta, empezamos a aplaudir, a gritarles que son unos sinvergüenzas, chorros y esas cosas, hasta que se retiraron”, relató Norma, la mujer que lo increpó en diálogo con TN.

Mientras que Samid, por su parte, fue entrevistado por Radio 10 y aclaró: «Estaba trabajando. En el Mercado Central, a partir de mañana, hay un paro general por tiempo indeterminado. Tengo a dos cuadras de mi casa una parrilla. Me llaman y me dicen ‘traeme todo lo que puedas. Salí más temprano del Mercado, les traje la mercadería, estaba esperando», y aseguró que a las 13.20 ya estaba en su domicilio.

 “Ahí me conoce todo el mundo, vivo hace 50 años, había dos amigos que me dijeron ‘vení, Turco, sentate un cachito’. Me senté porque no puedo estar parado, esa parrilla es chiquitita, si hay uno parado no se puede pasar, estaba esperando para bajar la mercadería”, sostuvo. Fue en ese momento cuando la señora se acercó y lo acusó de “chorro” y le preguntó adónde tenía la tobillera.

Por último, concluyó: “Justo pasan dos señoras, que llegan y dicen un montón de cosas. ¿Qué les voy a explicar? Que tengo salida laboral, que estoy trabajando… Yo no discuto con las mujeres, no les dije absolutamente nada, agarré y me fui. He hecho una conducta intachable todo este tiempo. He tenido una conducta intachable todo este tiempo”.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados