Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Transgénero

POLÍTICA

Se le dio media sanción a una ley histórica para las personas transgénero: enterate de todos los detalles

La Cámara de Diputados aprobó un proyecto que establece un cupo laboral para personas travestis, transexuales y transgénero en organismos del Estado.

banner

Este viernes por la madrugada en la Cámara de Diputados se le dio media sanción a una ley histórica. Se trata del proyecto de promoción de empleo para personas travestis, transexuales y transgénero, que establece un cupo laboral no inferior al 1% del total del personal para personas de este colectivo en organismos del Estado de los tres poderes.

Según informó la agencia NA, la iniciativa también incluye este cupo laboral para otros organismos como los ministerios públicos, entes públicos no estatales, organismos descentralizados o autárquicos y empresas y sociedades del Estado. La sanción de la ley, que fue festejada por distintos colectivos, cosechó 207 votos a favor, 11 en contra y 7 abstenciones.

El proyecto lleva como nombre Diana Sacayán y Lohana Berkins, como homenaje a dos activistas del colectivo trans que fueron víctimas de travesticidios. Mónica Macha, presidenta de la comisión de Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados, sostuvo durante el debate que la iniciativa viene para «reconocer a una población negada, que tome lo que es suyo y que nunca debió haber sido arrebatado».

Macha explicó que dentro de la comunidad transexual, el 80% se tiene que dedicar a la prostitución, el 95% no tiene trabajo formal, el 90% sufre violencia por motivos de género y la expectativa promedio de vida es de 40 años: «No hay otros motivos del desempleo estructural de la población travesti y trans más que su identidad de género».

«Todos estos datos demuestran la enorme cantidad de violencias que se inscriben en sus cuerpos. La sociedad patriarcal las ha vuelto invisibles para la vida laboral, las ha perseguido con las fuerzas de seguridad y las ha empujado al anonimato social», manifestó una de las impulsoras de la ley, la cual permite que las personas de este colectivo ingresen a los puestos de trabajo aunque no hayan terminado los ciclos de formación educativa, pero les exige que los retomen y finalicen.

El proyecto también establece incentivos en las contribuciones patronales de 12 o 24 meses, dependiendo del tamaño de la empresa, en caso de contratar a personal de este colectivo. A su vez, la iniciativa permite el acceso a créditos en el Banco Nación con tasa preferencial para el financiamiento de proyectos productivos de personas trans.

Un punto polémico de la ley es que no se tendrán en cuenta los antecedentes contravencionales para ingresar a estos empleos, ni los antecedentes penales que no sean relevantes para esos trabajos, debido a la particular situación de vulnerabilidad del colectivo. Alejandro García, diputado del PRO, criticó esto y dijo que «es un pésimo antecedente que este cuerpo se atribuya per se cuáles son los delitos de relevancia y cuáles no lo son».

Maximiliano Ferraro, diputado de la Coalición Cívica, consideró que esta ley es apenas una parte de la respuesta que el Estado le debe reconocer a las personas trans: «Debe reconocer reparando el pasado de ausencia de ese Estado, la encarnizada discriminación y estigmatización a las que miles de personas de este colectivo fueron expuestas con exclusión, cárcel y muerte. La ley es un acto de reparación y reconocimiento de derechos porque el amor que les/nos negaron es nuestro impulso para cambiar el mundo». Todos los votos negativos fueron de legisladores del PRO.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados