Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Samid

ESPECTÁCULO

«Una impunidad grosera»: la palabra de Jonatan Viale tras el escándalo de Alberto Samid

«Alberto Samid viola la prisión domiciliaria y se va a comer un bife en un restaurante de Ramos Mejía», describió el periodista

El empresario de la carne, Alberto Samid, quien se encuentra en prisión domiciliaria por evasión de impuestos, fue sorprendido, este lunes, comiendo en una parrilla en las cercanías de su hogar en el partido de La Matanza. Al respecto, el periodista político Jonatan Viale indicó que se trata de una «impunidad grosera«, y lo comparó con otros escándalos del Gobierno.

«Alberto Samid viola la prisión domiciliaria y se va a comer un bife en un restaurante de Ramos Mejía», recordó Jonatan Viale en su editorial en Radio Rivadavia. «Es una impunidad grosera, que debería escandalizar hasta al último argentino. Deberíamos pensar que nos están metiendo una trompada. Que paciencia, que mansedumbre que tenemos», se lamentó el periodista.

Además, el periodista político indicó que «no podemos ignorar que durante muchos años el periodismo político y los programas de espectáculos se nutrían de este evasor para medir un punto más de rating». Por eso, consideró que «los medios tenemos que revisar algunas cosas. Cuando Samid bailaba en lo de Tinelli, ya estaba procesado por evasión» de impuestos.

«Samid no me importa, es el mensaje nefasto que enviamos a la sociedad desde la sociedad y los medios», reveló Jonatan Viale. «El mensaje es ‘hacer las cosas mal no tiene ningún castigo en Argentina’. Si robás una imprenta (por Amado Boudou), terminás dando clases en la UBA. Si organizás un vacunatorio VIP (por Ginés González García), vacaciones en Madrid», agregó.

Por eso, el periodista político se lamentó de que «la batalla cultural ha sido ganada por los truchos». Sin embargo, dejó un contundente mensaje a la política: «La sugerencia es que tengan mucho cuidado, porque alguna vez el vaso se llena y se rebalsa. En el 2001, el país explotó porque se cansó de ser manoseado. Durante muchos años, los políticos no pudieron caminar por las calles tranquilos. En las elecciones había ganado el voto en blanco. En 2001, el voto bronca llegó a 4 millones».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados