Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Boca
Juan Ramírez, jugador de San Lorenzo. Fuente: Twitter de San Lorenzo oficial

BOCA JUNIORS

Caos en San Lorenzo por la decisión de Juan Ramírez de jugar en Boca: ¿por qué llamaron a una escribana?

El club de Boedo, molesto con el mediocampista.

San Lorenzo logró que Franco Di Santo siga en el plantel tras los intentos de Boca de llevárselo. Y parecía que todo estaba en calma en el club de Boedo. Sin embargo, el consejo de fútbol del Xeneize volvió a atacar y así le generó un caos que no estaba en los planes de nadie. Juan Ramírez ahora se declaró en rebeldía y es el protagonista del escándalo de los últimos días: a último momento, el Ciclón tuvo que llamar a una escribana.

¿Qué pasó? El sábado, Ramírez habló cara a cara con el director técnico, Paolo Montero, y algunos referentes del grupo. Ahí les comunicó que no iba a firmar la planilla del partido contra Arsenal de Sarandí del domingo, porque eso le impedía pasar al conjunto azul y oro. La intención del volante tras su charla con Juan Román Riquelme es pasar a la institución de Brandsen 805 y eso genera un problema gigante en el Cuervo.

Por eso los dirigentes de San Lorenzo tuvieron que llamar a una escribana: para constatar que el futbolista no fue con el plantel al estadio de Arsenal y, en términos legales, hizo abandono de trabajo. La oferta que Boca le hizo al manager Mauro Cetto es de dos millones de dólares. El Ciclón pretende más pero el Xeneize no plantea moverse de su oferta. El contacto entre Riquelme y Ramírez fue clave para esta decisión de Juan.

¿Y ahora?

El contrato de Ramírez con San Lorenzo tiene dos años más, por lo que se viene una negociación que se cerrará en términos hostiles. Todavía no se cerró el traspaso. Paolo Montero, por su parte, habló tras el empate ante el Arse. «Hasta que no se cierre no es baja, es una decisión que ha tomado el jugador. Deja de ser parte mía, serán los dirigentes los que tomen las medidas. Lo que se vivió el sábado no es normal, premio al equipo porque no fue fácil», dijo.

Néstor Ortigoza, referente del grupo, prefirió mantenerse al margen: «Me enfoqué en el partido, en mi vuelta a San Lorenzo… Eso se lo tenés que preguntar a los dirigentes, a la secretaría técnica, ellos manejan esos temas». El que disparó con todo fue Mauro Cetto: «Si alguien se quiere ir las puertas están abiertas pero las condiciones las ponemos nosotros, no las pone el jugador y muchísimo menos Boca».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados