Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Pfizer

SOCIEDAD

«Dame la Pfizer»: las idas y vueltas de la relación entre el Gobierno nacional y la firma americana

La novela arrancó el 13 de julio de 2020. Habrían mantenido quince reuniones.

Esta mañana, a primera hora, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, anunció la firma de un “acuerdo vinculante” con la empresa norteamericana Pfizer. El arreglo -que todavía no se concretó- sería por veinte millones de dosis de vacunas contra el coronavirus. La ministra dijo que todavía restan “detalles logísticos”. De alguna manera, con este anuncio, parece que el final de una gran novela terminará en los próximos meses. Los representantes de esa firma mantuvieron quince reuniones con el Gobierno nacional. Es más, Argentina fue uno de los primeros países que llevó a cabo un ensayo clínico, además, de ser la primera que se aprobó en la Argentina.

En esta línea, vale mirar la foto de portada de esta nota. En ella, aparecen el gerente general de Pfizer, Nicolas Vaquer, el director científico de la Fundación Infant, Fernando Polack, y el presidente Alberto Fernández. Se trató del primer encuentro, en el que se le informó al jefe de Estado que el país fue seleccionado para llevar adelante una de las fases de prueba para -en ese entonces- una posible vacuna contra la Covid-19. Esta reunión se llevó a cabo en Quinta de Olivos el 12 de julio del 2020. A los pocos meses, en octubre, el Congreso aprobó la “Ley de Vacunas”, uno de los impedimentos para la llegada de Pfizer a la Argentina.

El 8 de junio de 2021, Vaquer llegó a la Cámara de Diputados, tras una solicitud que se realizó desde la Presidencia, a cargo de Sergio Massa. Sin embargo, para esa llegada tuvieron que pasar cientos de declaraciones un tanto polémicas esgrimidas desde el propio oficialismo. Por ejemplo, Jorge Rachid, médico sanitarista y asesor del gobernador Axel Kicillof, aseguró que la compañía farmacéutica norteamericana pidió “una ley con garantías, con bienes inembargables que incluía petróleo, glaciares”. “Las multinacionales vienen acá a pasearse como si Argentina fuese una colonia francesa. Esto no puede permitir la Argentina”, agregó Rachid en diálogo con LT8.

El tema de los glaciares, que propone el médico, fue reiterado por una diputada como Cecilia Moreau, del Frente de Todos. Ella, en diálogo con Reynaldo Sietecase, hizo mención de las “entregas” que tuvieron que hacer Perú y Brasil, aunque no conocía en “profundidad” las leyes de esos países. “Todavía no está claro por qué no se pudieron firmar los contratos”, comenzó diciendo la legisladora bonaerense. Acto seguido, se refirió a la Ley de Vacunas, uno de los limitantes para la llegada de Pfizer. “Cómo no vamos a tener una ley que proteja nuestros ríos y cataratas, hay límites a todo, obvio que queremos traer vacunas”, afirmó. “Según información periodística hay países que tuvieron que conceder recursos naturales, por ejemplo Perú y Brasil. Aunque no conozco los contratos, sé que fueron complicados”, graficó.

Ese 8 de junio, Nicolás Vaquer que aclaró que desde Pfizer “nunca hubo pedidos de pagos indebidos o exigencias de intermediarios, no tenemos ningún interés en intervenir con los bienes del estado: reservas del banco central, activos militares, estratégicos o culturales”, y expresó que es potestad del Gobierno elegir con qué vacunas quiere contar un país como con las que no. Luego, indicó que la fecha del primer ofrecimiento de vacunas a la Argentina fue el 25 de julio del 2020, cuando se le ofrecieron 13.2 millones de dosis. Luego, comentó que se realizó una segunda oferta pero las negociaciones no siguieron ya que el Gobierno “nos pidió acelerar las entregas para antes de marzo”. A los pocos días, apareció el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, quien calificó a la oposición de “visitadores médicos” ante su insistencia por la llegada de Pfizer.

En una conferencia de prensa, Vizzotti pidió a Juntos por el Cambio que baje su “obsesión” con la firma estadounidense. La integrante del Gabinete subrayó que “para este Gobierno, la salud es prioritaria” y expresó que en el medio de todas las discusiones “está la gente” que “siente mucha angustia” por el impacto del coronavirus, por lo que pidió a todo el arco político y mediático que no se haga un “uso político” de la pandemia y la vacunación. “Necesitamos pedirle a cada actor de los arcos políticos que bajen la tensión y la obsesión que tienen con Pfizer, porque la Argentina quiere comprar la vacuna de Pfizer, Pfizer la quiere vender la vacuna a la Argentina y estamos trabajando para eso”, agregó. Los dichos tuvieron lugar tras la información de que el Gobierno rechazó adquirir dosis de la vacuna de Pfizer a través del mecanismo COVAX.

Hace tres semanas, Carla Vizzotti y Vilma Ibarra brindaron una conferencia de prensa en la que anunciaron una actualización en el marco legal de esa ley de vacunas, que permitiría la llegada de Pfizer y otras vacunas americanas. Esta modificación se realizaría a través de un DNU que fue defendido por la ministra, Ibarra, y la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, en la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo. “La importancia de contar con una norma actualizada del marco legal es poder avanzar en los contratos bilaterales con los laboratorios, la posibilidad de seguir ampliando ventanas en el mecanismo Covax y las posibilidades de donaciones que se han abierto”, explicó Vizzotti. La última etapa de esta novela ocurrió hoy cuando se confirmó la rúbrica del acuerdo vinculante.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados