Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Mariano Iúdica
Mariano Iúdica

ESPECTÁCULO

«Desesperada y llorando»: fuertísimo momento en el programa de Mariano Iúdica por el testimonio de un periodista

Lo quiso compartir con todos los televidentes.

Realmente conmocionante. Así fue lo que se vivió en las últimas horas en «Polémica en el Bar», el ciclo que lleva adelante Mariano Iúdica a través de la pantalla de América TV. Fue el reconocido periodista Mauro Federico, quien decidió dar a conocer la historia de su hijo, en medio de la preocupación por el estado de salud de Chano Moreno Charpentier, después de haber sido herido en un confuso episodio.

«Chano, la familia de Chano y mi familia tienen algo en común, más allá de las adicciones. Tenemos la misma cobertura, que tiene un servicio de emergencia psiquiátrica que te envía una ambulancia. Esto lo viví en tres oportunidades. Cuando me tocó a mí, mi hijo estaba en su pieza contenido, después de haber tenido un brote. Yo llegaba a casa, estaba la mamá de mi pequeña hija con la bebé en brazos, desesperada y llorando», comenzó asegurando.

«Me hace un gesto para que vaya al fondo, y mi hijo estaba totalmente sacado, tirándole piñas a la pared, rompiendo el vidrio, lastimándose. En ese momento me empuja, sale corriendo. Después me abraza, se desploma y me pide ayuda, le dije ‘yo no voy a dejar que te mueras’. Lo llevé a la pieza, hablamos y le dije que necesitaba ayuda. Tardan, son dos o tres horas que estás ahí, se te quieren escapar. La primera reacción como padre es creerle a tu hijo, eso es lo que lo termina encapsulando todavía más», sostuvo.

Ante la atenta mirada de Mariano Iúdica, Muro Federico continuó con su fuerte testimonio. «El primer impulso es protegerlo, yo le decía ‘Ariel, ¿vos te sentís bien?’, y me decía que sí, me daba tranquilidad. Pero está jugando un papel, el adicto miente, evade. Yo no quiero ni imaginar lo que debe estar sufriendo la mamá, conozco todas las veces que intentó llevarlo… no es la primera vez que la agrede. Me consta que llegó con una mano fracturada una vez, producto de un forcejeo», sostuvo.

Sobre el final, se encargó de dar a conocer una escalofriante historia. «Yo además de acompañar a mi hijo estoy acompañando a otra persona. Estuvo en una pseudocomunidad terapéutica, ese lugar no se maneja dentro de los marcos de la ley. Vos llamás y te mandan a un comando integrado por personas que no conocés, que en su mayoría son pacientes. Te reducen y te meten. La madre desesperada aceptó, estuvo diez meses ahí. Lo sacamos porque muchos chicos se contagiaron de covid. Hace un mes en un operativo similar, fueron tres pibes a pedido de una madre, llegaron y entraron. El pibe estaba sacadísimo, a los diez minutos salen de la pieza sin decir palabra. Cuando la madre entró a la pieza el pibe estaba muerto», sentenció.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados