Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Laurita Fernández
Laurita Fernández

ESPECTÁCULO

«Destruida y al borde de la muerte»: Laurita Fernández decidió contar parte de la historia que involucra a un reconocido actor

Fue realmente muy fuerte lo que se vivió.

Consternación y angustia ante semejante relato. Fue en el programa de Laurita Fernández, donde María de Cicco se hizo presente para contar parte de su historia con el reconocido actor turco Ergün Demir, protagonista de «Las Mil y una Noches», que hace años llegó a nuestro país generando un verdadero revuelo con su participación en «ShowMatch». Sin tapujos, relató el infierno que atravesó.

«Me escondía cosas de lugar y contaba cosas inverisímiles de niño sufrido. Para mí era un niño que había sufrido tanto que quería sanar sus heridas», comenzó asegurando sobre la relación que mantuvieron. «Yo terminé destruida, en terapia intensiva y al borde de la muerte por el desgaste emocional. Te chupa la energía, empecé a desmayarme. Me manipuló a través de la religión y se vino a vivir conmigo cuando todavía no lo conocía. Le hacía creer a todos que era súper religioso», señaló.

«No me dejaba usar el teléfono, mirar la televisión. Después de una semana de luna de miel, me dijo que las cosas iban a cambiar, que tenía que hacer todo lo que él me dijera, siempre con un tono amoroso. Yo tenía que estar a dos metros de él, tenía que manejarme así, no podía tocar ninguna cosa de mi casa. Me obligó a estudia el Corán, en mi casa me vestía con su ropa de hombre. Me negaba hasta el agua, él me cocinaba», apuntó María delante de Laurita Fernández.

Fue en ese momento, donde aseguró que Demir intentó envenenarla. «Me llamaba la atención que escondía los condimentos en su habitación. Una noche hubo un episodio, me sentí mal después de una cena. Me fui a mi cuarto, no perdí el conocimiento, pero estaba indefensa, no podía reaccionar. Se me trabó la lengua, no podía llamar a la ambulancia. Él se quedó parado en la puesta porque me decía que no me podía tocar, tampoco llamó», arremetió.

«Agonicé durante dos horas casi. Cuando pude llamé. Cuando vinieron los doctores él se encerró en su habitación porque era una figura pública y no quería ser vista. Yo no sabía ni lo que me había pasado, me preguntaron por qué llamaba y no sabía qué decir. Él vivía a expensas de hacerme todos los actos perversos, que son tan cotidianos, que uno no se da cuenta. Es un psicópata. No quería que yo hiciera terapia porque él decía saber tanto de psicología que me podía ayudar, pero a su vez le mandó un video a mi psicóloga diciendo que tenía que trabajar conmigo”, sentenció María.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados