El «pacto secreto» de la reina Isabel II y el príncipe Felipe en caso de que uno de ellos muriera antes que el otro

Su Majestad y el duque de Edimburgo sabían lo que les esperaba.