Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

SOCIEDAD

El pasaporte sanitario ya se implementa en un municipio bonaerense: cómo funciona y quiénes pueden tenerlo

La idea que le adjudican a Emmanuel Macron ya rige en una localidad del interior de la provincia gobernada por Axel Kicillof.

Luego de que el gobernador bonaerense Axel Kicillof, junto a su jefe de Gabinete Carlos Bianco y su ministro de Salud Daniel Gollan, anticipen la intención de implementar un “pasaporte sanitario Covidsimilar al de Francia, un municipio del distrito levantó la mano y gritó: “Nosotros lo usamos desde el 18 de junio y no tuvimos respuesta cuando lo presentamos al Gobierno”. Se trata de Chacabuco, cuyo intendente es Víctor Aiola, de Juntos por el Cambio.

Acorde a la idea francesa, que comenzaría a instrumentarse en toda la provincia de Buenos Aires a partir de septiembre próximo, el “pasaporte sanitario” consiste en facilitar el ingreso a bares, restaurantes y eventos como recitales, entre otros, con una sola dosis de la vacuna contra el Covid-19. De manera similar ya está funcionando en Chacabuco, y el jefe comunal Aiola explicó cómo se llegó a esta idea y cómo se está desarrollando.

“Nosotros lo usamos desde el 18 de junio. Lo hicimos por ordenanza. Salió por una necesidad de dar una respuesta a los comerciantes de distintos rubros que hay en nuestra ciudad. Por esta cuarentena, extremadamente larga, se estaban perdiendo bares, restaurantes y otros rubros”, reflejó Aiola en diálogo con Sólo Una Vuelta Más (TN), y explicó que “en la búsqueda de alternativas para que puedan funcionar con seguridad, vimos cuáles son los grupos de nuestra población que tienen menos riesgo de internarse o de morir por Covid, y en realidad eran los que tenían las dos dosis de vacunas o los que habían tenido Covid en los últimos tres meses”.

En este sentido, el intendente remarcó que ese último grupo “tiene muy pocas probabilidades de internarse o de morir por Covid”. Teniendo en cuenta eso y que el Ministerio de Trabajo de la Nación había dicho que aquellos empleados estatales con factores de riesgo que tenían dos dosis podían volver a sus trabajos y el que tenía una dosis y no trabajaba en salud, también, “bueno, entonces, ¿por qué no pueden ir a acompañar solidariamente a este grupo de vecinos que la estaban pasando tan mal?”, planteó.

Finalmente, “así empezamos con el pasaporte y lo hicimos funcionar”, contó Aiola. En cuando a la obtención del mismo, el jefe comunal explicó: “El pasaporte es con las dos dosis. Generalmente, para bares, restaurantes, gimnasios, algunas clases, por ejemplo, de inglés, en fase 2”, precisó, aunque no supo aclarar cómo será en los próximos días ya que Chacabuco, según informó Kicillof en las últimas horas, pasó a fase 3 y todavía hay detalles a pulir.

En cuanto al surgimiento de la iniciativa, el jefe municipal contó: “Se nos ocurrió esto del pasaporte porque veíamos que estos rubros, cada uno que cierra las persianas, después es muy difícil volver a abrir y en una ciudad como Chacabuco, de 55.000 habitantes, cada uno de esos rubros tienen una cara, una familia, dan trabajo a otros y la estaban pasando muy mal”. Al mismo tiempo, mencionó: “Yo se los pasé en junio a Gollan y a Bianco, pero sin respuesta de ellos. Por eso, avanzamos en el Concejo Deliberante y lo empezamos a trabajar en conjunto”, destacó.

Al ser consultado sobre la cantidad de habitantes de Chacabuco que pudieron acceder al pasaporte sanitario, Aiola graficó: “El 18 por ciento de la población tiene las dos vacunas contra el Covid. Pueden ir sólo ellos y los que tuvieron Covid en los últimos tres meses y están protegidos, que representan aproximadamente 3.500 casos”.

Por último, sobre cómo se regula la instrumentación del programa, primero aclaró que “el control es una cuestión de responsabilidad y trabajo en conjunto entre los comerciantes, que necesitan poder trabajar, y el Estado, que los quiere acompañar”. Y luego, explicó cómo se utiliza: “Se hace con reserva previa, se anotan los datos y se pide el plástico con QR que da la provincia de Buenos Aires cuando alguien tiene las dos dosis puestas. Eso es lo que te piden, y si no tenés el plástico, sirve tener el cartoncito o el certificado médico con el alta dentro de los últimos tres meses”, concluyó Aiola.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados