Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Carlos Pagni

ESPECTÁCULO

“La dictadura en Cuba es todo un problema para el kirchnerismo”: el tajante análisis de Carlos Pagni

El analista puso contra las cuerdas a la fuerza oficialista tras el estallido del conflicto político y social en el país caribeño.

Mucho se ha discutido en la última semana sobre la posición del Gobierno nacional sobre el conflicto político y social que está atravesando Cuba. De hecho, el presidente Alberto Fernández, en declaraciones radiales, manifestó no saber qué está pasando en el país caribeño. Respecto a ello, el periodista Carlos Pagni analizó tajantemente los dichos del mandatario y de algunos legisladores oficialistas vinculados a este tema y postuló que “la dictadura en Cuba es todo un problema para el kirchnerismo”.

“Escuchábamos y veíamos las imágenes sobre la represión en Cuba. Es un problema para toda la izquierda latinoamericana porque genera una enorme incomodidad. Hay una incomodidad frente a Venezuela, a Nicaragua, pero Cuba es otra cosa, porque es una especie de tierra prometida, el modelo de todo lo que ha pasado en la izquierda latinoamericana desde 1959”, introdujo el periodista en su habitual editorial de los días lunes en Odisea Argentina (La Nación +).

En este sentido, Pagni continuó: “Pronunciarse frente a violaciones de Derechos Humanos (DD.HH.) en Cuba plantea una enorme contradicción en todas las izquierdas. Lo estamos viendo en las contorsiones de Lula en Brasil, el Partido Comunista en Chile o el kirchnerismo en Argentina”, y apuntó: “Respecto del kirchnerismo, conocimos en los últimos días un mensaje. El Gobierno no se había pronunciado, pero sí un importante grupo de diputados, entre ellos Eduardo Valdés, que fue diplomático en la gestión de Néstor Kirchner, Carlos Heller, que no es comunista sino de una familia muy ligada al comunismo ni tampoco kirchnerista, y José Luis Gioja, presidente del Partido Justicialista hasta que asumió Alberto Fernández”.

“Los tres participaron de una reunión internacional en apoyo a la dictadura cubana, los tres mandaron un saludo en representación del peronismo y concluyeron ese saludo con la consigna ‘Patria o Muerte’, la misma con la que cerraba Fidel Castro sus discursos a partir del ’60, una consigna de la Revolución Cubana y del régimen”, reflejó el analista político.

De esta manera, consideró que “es todo un problema el que plantea la represión en esta dictadura. Desde el siglo XXVIII, se ha avanzado en la expansión del concepto de DD.HH. Generan cierta incomodidad porque obligan a defender los derechos de gente que nos puede resultar extraordinariamente desagradables. Se ha determinado, en Occidente, que aun esas personas repudiables, tienen un piso de derechos por el solo hecho de ser humanos. Esto conduce a una peculiaridad, que son universales”, explicó.

Graficando esta idea, Pagni dijo: “Por lo tanto, no hay dictaduras buenas o dictaduras malas. Esa universalidad impactó técnicamente en el mundo del derecho con la creación de lo que se llama jurisdicción universal. A través de esta idea, Pinochet cayó preso en Londres por autoridades británicas, por ejemplo. Esa jurisdicción implica que frente a los DD.HH. o frente a la penalización de crímenes que los violan cede la noción de soberanía nacional”, remarcó.

Para traer a colación la postura local respecto del conflicto cubano, el periodista subrayó: “Esta es una de las causas por las cuales la Argentina incorporó tratados internacionales por encima de las leyes nacionales. Es decir, reconocemos que hay un tipo de derecho frente a los cuales nos inclinamos aun como Estado nacional. Este criterio genera una enorme contradicción en los movimientos de izquierda nacionalistas de América Latina”, insistió.

Es así que “cuando se pone en el centro de la vida pública al Estado, en ese momento los DD.HH. se relativizan y dejan de ser absolutos y pueden no ser defendidos”, refirió, y aquí apuntó contra Alberto Fernández, quien, según cuestionó, “incurre en esto cuando dice, además de ignorarlo, ‘El tema de lo que pasa en Cuba, que lo resuelvan los cubanos’”. Es decir, “interpone el concepto de soberanía nacional por encima del concepto universal de DD.HH., el nacionalismo puede más que el humanismo en esta izquierda”, advirtió Pagni.

Como conclusión, señaló que en este punto “hay una ideología que pone en el centro al Estado, a la política, al líder, y que relativiza DD.HH. universales frente a esa prioridad del poder del que manda”. Y fustigó: “Esto lleva a la incoherencia por la cual el Presidente se preocupa o se pregunta y quiere saber por los DD.HH. en Colombia o en Chile cuando hay represión de una manifestación o si hubo o no un golpe de Estado en Bolivia, pero dice no querer saber cuando pasa lo mismo o algo parecido pasa en Cuba”, concluyó el analista.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados