Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Clases

SOCIEDAD

Lamentable pronóstico de la calidad educativa, en medio de la disputa por las clases presenciales

Desde la Academia Nacional de Educación dijeron que «tenemos problemas muy serios, porque no cumplimos las leyes de educación».

El problema de la educación y las clases presenciales en Argentina por la pandemia del coronavirus es un tema que los expertos aseguran que es difícil de solucionar en lo que queda del año. Alieto Guadagni, miembro de la Academia Nacional de Educación, manifestó que en el país no se cumplen las leyes de educación, lo que hace más difícil la tarea de salir adelante. A su vez, otro de los problemas que remarca es el retroceso en la calidad educativa.

«En el siglo XXI, los únicos países que crecen son los que tienen buen material humano», comentó Guadagni en diálogo esta mañana con Radio Rivadavia. Puso el ejemplo de Corea, que para él no tiene recursos naturales, pero si un buen material humano: «En Corea, el 60% de los jóvenes son graduados universitarios». A su vez, dijo que «el otro problema que tenemos es el retroceso en la calidad de nuestra educación».

«Además tenemos problemas muy serios, porque no cumplimos las leyes de educación. La primera es la de los 180 días de clases, y no se cumplió nunca». «Esa ley estaba bien escrita, y fue en la época de Néstor Kirchner», y explicó que dicha ley decía que «en el caso de que no se alcancen, se iban a tomar todas las medidas necesarias para compensar los días de clases perdidos. Nunca se hizo».

Guadagni indicó además que no se cumple es la ley de jornada extendida. Puso el ejemplo de un alumno en Chile de cuarto grado, quien en proporción ya tuvo más horas de clases que un chico argentino en toda la escuela primaria. «El 90% de los chicos en Chile tienen escuela mañana y tarde, y en Argentina está el 14%», y completó diciendo que hay otra ley que hoy «hace obligatoria la secundaria, pero nadie la controla».

«Hasta el 2003, nunca cayó la matrícula pública de la escuela primaria. Subía la privada y también subía la pública en cantidad de alumnos. Desde el año 2003 hasta el año 2019, la matrícula primaria estatal perdió 210 mil alumnos, y la privada ganó 324 mil», expresó. En este sentido, se preguntó: «¿Se fueron atraídos por la privada o expulsados de la pública?».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados