Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Sergio Lapegüe
Sergio Lapegüe

ESPECTÁCULO

«Le diagnosticaron leucemia»: Sergio Lapegüe decidió contar parte de la historia de una persona muy especial para él

Conmovió a todos sus oyentes.

Lo compartió en pleno programa. Sin lugar a dudas, Sergio Lapegüe es uno de los periodistas más queridos de los medios de comunicación de la Argentina, y en estos últimos meses, recibió el apoyo de miles y miles de personas. Como es de público conocimiento, la estrella de Canal Trece no la pasó para nada bien después de dar positivo de coronavirus, por lo que llegó a estar en terapia intensiva.

Ahora, en su programa de La 100, más precisamente en el segmento «Historias compartidas», dio a conocer parte de la historia de Vanina, la mujer que lo ayudó cuando estaba internado. «Esta historia tiene mucha relación conmigo. Es la historia compartida de Vanina, integrante de una hermosa familia, estudiosa, responsable, aprobaba todas las materias, cumplía todos los preceptos de una buena hija”, afirmó.

“Cuando se recibe su papá le dice que vaya a seguir trabajando como lo hacía su hermano en la empresa familiar y ella les dijo que no. Sabía que tal vez su destino era otro», relató Sergio Lapegüe, quien afirmó que la mujer comenzó a estudia inglés, se recibió e profesora y conoció a Leonardo, el amor de su vida. Con él se casó y tuvo dos hijos. Pero años más tarde, comenzó a sentirse cada vez más cansada y recibió un duro diagnóstico.

“Ahí fue que se empezó a desmoronar todo ese castillo que se había construido de amor con su familia. Le diagnosticaron uno de los tipos de leucemia. Tal vez íntimamente sabía que esta enfermedad la iba a cambiar y que su camino iba a ser distinto”. Esa fue la apertura para ese cambio en su vida a tal punto que empezó a estudiar yoga, reiki, meditación y a ver la luz en el final del camino”, sostuvo el periodista.

«Mientras lloraba aprendía, mientras lloraba sanaba y después de un tiempo terminó sanando la enfermedad”, afirmó y contó cómo lo ayudó a él. «Cuando yo estaba internado en la terapia intensiva, ella se comunica con mi familia que yo estaba sufriendo y que la sanación de mi cuerpo y mis pulmones iba a empezar por mi cabeza. Me empezó a hacer reiki y después de varios días iba mejorando de a poquito. Me ayudó con una frase ‘No duele para que sufras, duele para que cambies’. A mí me dolía no respirar pero sabía que eso era para que yo pudiera cambiar. Ahora es mi maestra de meditación. Pude haber sanado mis pulmones pero ahora tengo que sanar mi alma. A partir del dolor muchas veces podes encontrar tu camino», sentenció Sergio Lapegüe.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados