Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
coronavirus

MUNDO

Nuevo aumento en los contagios en una de las ciudades más grandes de Australia por la variante Delta

Por tercera semana consecutiva las restricciones se endurecen en el estado de Nueva Gales del Sur.

Una de las ciudad más grandes de Australia, Sídney, alcanzó este viernes un nuevo récord de contagios por coronavirus y las autoridades advirtieron que el brote de la variante Delta estaba fuera de control. Esta es la tercera semana de confinamiento, pero sigue registrando infecciones entre una población que, en su inmensa mayoría, no está vacunada.

«No salgan de sus casas a menos que sea absolutamente necesario», expresó la primera ministra del estado Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, a los cinco millones de residentes de Sídney, cuando la ciudad registró 44 nuevos casos en 24 horas. También advirtió que se enfrentaban a la mayor amenaza para su seguridad «desde que comenzó la pandemia», debido a la falta de obediencia de las normas de permanencia en casa.

En Sídney se han producido 439 nuevos contagios desde mediados del mes de junio.  Esta cifra es baja en comparación con la mayoría de las ciudades del mundo, pero Australia ha evitado hasta ahora la transmisión generalizada en la comunidad y sólo 9% de la población está totalmente vacunada.

«No podemos permitirnos el lujo de pensar en vivir con este virus», advirtió Berejiklian, y añadió que los residentes «tienen que cambiar el rumbo» si quieren evitar miles de muertes. Según las nuevas normas de confinamiento, se prohibirá el ejercicio al aire libre en grupos de más de dos personas y se aplicarán de forma más estricta las prohibiciones existentes de viajes no esenciales, informó Reuters.

Cerveza para los vacunados

El primer ministro Scott Morrison aprobó el viernes la actitud de un pub de Melbourne que se vio en apuros por ofrecer alcohol gratuito a los clientes vacunados contra el coronavirus, afirmando que la iniciativa «de buen corazón» era de interés nacional. Sin embargo, la Administración de Medicamentos Terapéuticos (TGA), desaprobó el plan, ya que las normas prohíben el uso de alcohol o tabaco como incentivos para recibir medicamentos.

La respuesta del regulador provocó la intervención del Morrison, que calificó el veredicto sanitario de excesivamente riguroso durante una rueda de prensa televisada. «Este es un programa de vacunas de interés nacional», dijo Morrison. «Haremos algunos cambios para garantizar que estas iniciativas de buen corazón y buena voluntad que la gente puede tomar por decisión propia», agregó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados