Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Haití

MUNDO

Nuevos datos salen a la luz: el ataque al presidente de Haití fue financiado por Estados Unidos

A dos semanas del magnicidio, hay 30 personas detenidas, entre colombianos y haitianos.

Hace dos semanas, el presidente de Haití, Jovenel Moise, fue asesinado en su residencia privada por un grupo comando, integrado por exmilitares colombianos y haitiano-estadounidenses. Hasta el momento hay 30 personas detenidas, entre ellos el médico Christian Emmanuel Sanon, quien sería el presunto autor intelectual del hecho, según detalló C5N.

La investigación del magnicidio se lleva a cabo tanto en Haití como en Estados Unidos, ya que las últimas informaciones revelan que una empresa del estado de Florida habría financiado a Sanon con dos prestamos para contratar a una empresa de mercenarios que ejecutaría al presidente. El dinero se habría recaudado entre inversores estadounidenses, para la ejecución del plan político de Sanon de «salvar Haití».

En Colombia, también se abrió una investigación ya que los mercenarios detenidos eran exmiembros de las fuerzas militares del país, entrenados por el Pentágono, que incluso, algunos de ellos fueron, informantes para la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y el FBI, según detallaron los periodistas de C5N. El martes por la tarde, la Policía Nacional haitiana arrestó a otras tres personas, dos policías y un civil, como parte de la investigación del asesinato de Moise.

Días atrás, los colombianos detenidos aseguraron que fueron contratados para capturar y entregar a Moise a la DEA. El general Jorge Vargas, jefe del organismo, dijo en rueda de prensa que los exmilitares dieron esa versión en el marco de las pesquisas que llevan a cabo las autoridades haitianas con el respaldo de agentes colombianos de inteligencia, informó la agencia AFP.

Inicialmente su idea era «planear el arresto del presidente y ponerlo a disposición -y esto es lo que dicen ellos (…)- de la DEA», comentó el oficial. Según Vargas, el comando se dividió en dos grupos, uno de siete hombres que fueron los que finalmente asaltaron la vivienda donde «no se produjo el supuesto arresto, sino la muerte del presidente». El resto del grupo les prestó apoyo. 

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados