Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Juana Repetto

ESPECTÁCULO

«Sentía la contracción»: la emocionante historia de Juana Repetto tras su parto

La actriz habló de un momento especial.

A un par de semanas de convertirse en madre por segunda vez, Juana Repetto decidió compartir el paso a paso de su parto con sus seguidores en Instagram. Por la magnitud de la historia, la actriz decidió separar su experiencia en partes y recientemente posteó la quinta, en la que habla del momento en el que se dio cuenta que tenía que ser asistida en un establecimiento médico.

«Decido avisarle a Edith, le digo que estoy tranqui pero que vengo hace un rato largo con contracciones cada 5min o menos. Me sugiere darme un baño y que le avise como sigo. Sale el asado, Sebi se trago como pudo algunos cachos de carne y 13:45 aproximadamente nos vamos a dejar a Toro (Lupe se quedó con los abuelos y la mamá la buscaba por ahí)», empezó relatando la hija de Reyna Reech.

Y ahondó: «En lo de mi vieja me bajo, lo abrazo a Toro, le digo que va a hacer pijamada con la abuela, el festeja chocho, bajo la mochi, Sebi nos saca la ultima foto sin Beli de este lado de la piel, yo doblada por la contracción largo una ‘sonrisa’ y digo, vamos YA, ni pude ‘despedirme’ de Toro como hubiese imaginado. Quería estar en casa, era innegable el trabajo de parto, eran contracciones seguidas e INTENSAS».

«Le cuento que hablé con Edith y pensaba darme un baño de inmersión. Creyendo que si me relajaba en el agua las contracciones quizá se espaciaban o se frenaban (en realidad seguía negando ). Sebi me dice que le parecía mejor ir yendo y la llama a Edith, le cuenta su versión de los hechos y ambos coinciden en que mejor ir directo. Yo claramente le había minimizado la situación a Edi en mi audio», añadió en un segmento contiguo.

Para cerrar esta etapa de su relato, Juana Repetto expresó: «De verdad pensaba que podía ser falsa alarma y no quería llegar con 6 de dilatación y clavarme ahí ni que me mandaran de vuelta a casa MUCHO MENOS. Además de no querer ser la exagerada que no podía más de dolor y caía re verde a parir, pues siempre insegura. Le digo a Sebi que igual quiero pasar por casa a agarrar algunas cosas (la homeopatía, un dibujo de Toro y el mate). Llegamos a casa 14:00hs y pico. Me saco la calza que tenía por que sentía que me apretaba justo donde sentía la contracción, me pongo un pantalón más flojo y me empieza a pasar que Sebi mientras agarraba las cosas y preparaba todo para partir a la clínica me hablaba y yo ya durante la contracción no podía contestarle. O sea no podía hablar durante la contracción. Habré pasado unas 4,5 contracciones fuertes en casa, pase DOS en la pelota en la que había pensado pasar el trabajo de parto entero, otras en cuclillas colgada de la baranda de la escalera. Todo listo, nos subimos al auto, ahora SÍ sentía estar en trabajo de parto REAL. Continúa (sic)».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados