Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Guido Kaczka
Guido Kaczka

ESPECTÁCULO

Alerta máxima: mucha preocupación en El Trece por lo que está sucediendo con el programa de Guido Kaczka

El carismático conductor no esperaba que ocurriera esto.

«Bienvenidos a bordo» no levanta. Es que el programa de juegos conducido por Guido Kaczka fue uno de los más perjudicados por los recientes cambios que implementó El Trece en la grilla. A raíz de las modificaciones, el presentador dejó de competir con Iván de Pineda para pasar a estar mano a mano con dos novelas boom de Telefe que están causando estragos. De esta manera, hay mucha preocupación entre las autoridades de El Trece por lo que está sucediendo con el programa de Guido Kaczka.

Según las estadísticas que brindó IBOPE, «Bienvenidos a bordo» logró ayer un flojísimo promedio de 4.9 puntos de rating en la pantalla de El Trece. «Hercai» y «Zulheya» alcanzaron por su parte un promedio de 10.2 y 10.4 puntos de rating, respectivamente, en la pantalla de Telefe. De esta manera, el programa de juegos de Guido Kaczka viene siendo claramente superado en su nuevo horario por las dos ficciones extranjeras del canal de las pelotitas que están rompiendo todo tipo de récords en las tardes de la tv argentina.

Más allá del mal momento en las mediciones, Guido vivió un momento especial durante las últimas horas en «Bienvenidos a bordo»: Manuel Valdés, el abuelo jubilado que se animó a competir, se quebró al aire al recordar el fallecimiento de una de sus hijas hace cinco años. «Ahí llegó el señor Manuel Valdés. Y ya lo ve, es el señor Manuel Valdés», comenzó diciendo el conductor de El Trece, presentando con bombos y platillos al participante que emocionó a absolutamente todos.

«A ver, el asunto acá es así. Manuel se va a llevar un lavarropas, una cocina o un televisor…», agregó Guido, antes de pasar al juego de las cartas. Luego de que Manuel eligiera competir por un televisor, el participante se sinceró y reveló a qué se había dedicado profesionalmente: «Administrativo, trabajé como en 14 empresas. En la época en que uno se podía cambiar para ganar mejor, había más trabajo. Si me aparecía otro mejor, me iba», sentenció el jubilado de 82 años.

«Vos miralas y tenés que elegir dónde las ponés dadas vuelta», le retrucó Guido, explicándole el juego de las cartas. Tras la pregunta del conductor sobre su familia, Manuel se quebró al aire al recordar a una de sus hijas fallecidas: «En este momento mi señora, Norma, y tuvimos dos hijas, una falleció de cáncer hace cinco años y dos nietos. Y Norma tiene 18 años menos que yo. Gracias a que somos muy creyentes asumimos lo de mi hija, muy triste», precisó, conmoviendo a todos.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados