Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Aníbal Fernández

POLÍTICA

Aníbal Fernández tuvo un durísimo cruce con una diputada nacional

El ministro de Seguridad le respondió a Mónica Frade, diputada de Juntos por el Cambio. La funcionaria lo acusó, indirectamente, de jefe de barrabravas y eso encendió la polémica.

banner

A horas de la noche, la diputada y aliada de Lilita Carrió publicó un tweet provocativo hacia Aníbal Fernández. “Justo con el regreso de Aníbal Fernández, regresaron los barrabravas…”, posteó en el día de ayer. En los últimos días, tal como comunicó El Intransigente hace unas horas, el ministro de Seguridad habló sobre las dificultades para controlar a los barrabravas de Avellaneda. 

De esta forma, con la reapertura de las tribunas en las canchas como una de las medidas del Gobierno, Mónica Frade salió al cruce en contra de esto. Sin embargo, hace pocos minutos, el ministro de Seguridad le contestó duramente por Twitter: “Cuantos sinvergüenzas… La TVE hizo documental sobre vínculos de barras bravas y la política. Presten atención al caso de la barra brava de Boca y encumbrados dirigentes y funcionarios judiciales. Todos amigos de este oscuro personaje y su jefa espiritual!

Sus dichos apuntan directamente a las causas de espionaje ilegal que enfrentan algunos barrabravas de La Doce, entre ellos, Rafael Di Zeo, histórico jefe. Las declaraciones de funcionarios macristas fueron contundentes para establecer relaciones entre la política y la vinculación con los barrabravas de Boca.

Una de las confesiones, por así decirlo, más conocidas es la de Susana Martinego, excoordinadora de Documentación Presidencial. En un procedimiento de espionaje ilegal, dos espías, Leandro Araque y Jorge Sáez, le presentaron a Di Zeo para impulsar la candidatura de Alejandro Finocchiaro. En su declaración al Juzgado Federal Criminal de Lomas de Zamora, el nombramiento del barrabrava fue crucial para unir a funcionarios del macrismo con el espionaje ilegal. 

“Él me dijo que me iba a ayudar, que me podía pasar gente. Esto habrá sido por 2018 o 2019. Di Zeo era un personaje, me pareció divertido conocerlo y tenía modos muy correctos de hablar”, había dicho. Además, en el mismo texto, argumentó que “ellos no eran espías, eran sus amigos”. De este modo, Aníbal Fernández aprovechó la causa para contestarle tajantemente a la aliada de una de las personas más allegadas a Mauricio Macri.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados