Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Clases presenciales

SOCIEDAD

Comienza el retorno a la presencialidad plena en todo el país: cómo serán los protocolos

El Consejo Federal de Educación modificó la distancia mínima pero impulsó mayores cuidados. Los detalles de la vuelta masiva a las aulas.

A partir de este miércoles los establecimientos educativos de todo el país comenzarán a intensificar la presencialidad tras la recomendación del Consejo Federal de Educación. Para concretar el aumento de los alumnos en las aulas, las autoridades modificaron el protocolo y achicaron la distancia mínima entre los estudiantes pero intensificaron otros cuidados. Desde el Ministerio de Educación destacan que es posible por las «mejoras constantes de los indicadores sanitarios y epidemiológicos».

De acuerdo a la propuesta de regreso a la «presencialidad plena» aprobada por el Consejo Federal, desde el 1° de septiembre las provincias podrán iniciar un plan de retorno progresivo según lo disponga cada distrito. Se deberá aplicar un esquema con protocolos que incluye una distancia de 1,5 metros a 90 centímetros en las aulas, el uso obligatorio de barbijos y ventilación cruzada.

No obstante, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, señaló que «si la situación sanitaria se complejiza, se reducirá la presencialidad en los escenarios de mayor complejidad epidemiológica». Según el protocolo que presentó el Gobierno nacional a las 24 jurisdicciones, existen tres condiciones posibles que se pueden dar en las instituciones y aclaró cómo se debe actuar en cada caso particular.

Tres condiciones

La primera es la «Condición óptima» y comprende a los casos donde las escuelas «puedan asegurar la presencialidad completa manteniendo una distanciamiento físico de 1.5 m entre estudiantes, sin dejar de ventilar, asegurar el uso de mascarillas y la higiene de manos». Para mantener la distancia, recomienda «aprovechar al máximo el mobiliario escolar en toda su extensión».

La «Condición admisible» reúne a las escuelas donde no es posible asegurar la distancia mínima de 150 centímetros para la presencialidad plena. En este caso, insta a los colegios a «tomar una distancia física de 0.90 m entre estudiantes en las aulas, manteniendo el requerimiento de 2 m en los espacios comunes y con el cuerpo docente». En este caso, aumenta el requisito de ventilación, no solamente manteniendo abiertas ventanas y puertas sino incrementando el tiempo de ventilación entre clases

Por último, se contemplan las «Excepciones». «Solo en el caso de que no sea posible mantener un distanciamiento físico de 0.90 m entre estudiantes, se podrá mantener una distancia menor; y las excepciones podrán aplicarse en contextos de bajo riesgo epidemiológico y con adecuada cobertura de vacunación en la población general».

Más cuidados

Desde el Ministerio de Educación aclararon que estas excepciones deberán ser acompañadas de las siguientes medidas obligatorias: mantener e incrementar el resto de las medidas implementadas; la distancia entre estudiantes y docentes; dos metros de distancia entre docentes; el distanciamiento en zonas de uso común, incluyendo comedores, no podrá ser menos a los 2 metros y agregar estrategias preventivas adicionales.

Estas últimas, señalaron, deben incluir la realización de testeos en la comunidad escolar, el uso de doble y triple barbijo, asegurar que la superficie mínima por estudiante en el aula sea de 1 m2, realizar el rastreo de contactos en el caso de aparición de síntomas, la utilización de medidores de CO2, el control de las condiciones sanitarias de la localidad, y la obligación de informar los parámetros de los testeos semanalmente en la plataforma Cuidar Escuelas.

En la provincia de Buenos Aires, la Dirección General de Escuelas y Educación confirmó que desde este miércoles entrarán en vigencia las nuevas medidas y remarcó que «cada semana se realizará un testeo muestral con un procedimiento no invasivo y de resultado inmediato para el que se requerirá el previo consentimiento informado de los adultos responsables de cada estudiante».

Universidades

Por otro lado, las universidades amplían presencialidad y fortalecen cursadas bimodales. Según detallaron, algunas de las medidas a implementar con las aulas híbridas; prácticas en salud y laboratorios; tutorías; exámenes y acompañamiento a ingresantes. «La mejora de los indicadores epidemiológicos, junto al avance en el proceso de vacunación y el aumento de las temperaturas en el territorio argentino, nos ofrece la posibilidad de dar paso a nuevas instancias que continúen fortaleciendo la presencia en las aulas, y por supuesto, esto incluye las aulas de nuestras universidades», señaló Trotta.

Según explicaron desde la Universidad Nacional de Moreno, la casa de estudios definió que en todos los años de todas las carreras haya materias con carga horaria presencial, para que los estudiantes puedan recuperar el vínculo más estrecho con la universidad. Para ello, dividió la modalidad de las materias en tres: semipresencial (50% horas presencial – 50% horas virtual) para las clases de laboratorio y talleres; y virtuales con encuentro (30 presencial – 70 virtual) y virtuales (100% virtual) para las materias teóricas.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados